Qué ocurrió con los alimentos en junio y por qué son claves para la estrategia de Massa

0
10

Los precios de los alimentos y bebidas subieron en junio un 4,1%, la variación más baja de los últimos siete meses, y se desaceleraron por segundo mes consecutivo por debajo del nivel general, según las cifras del Indice de precios al Consumidor (IPC) difundidas hoy por el INDEC.

Pese a la desaceleración, los precios de los principales artículos de la canasta familiar aún se mantienen cinco puntos porcentuales por encima de la inflación acumulada, ya que aumentan un 55,6% contra una suba del 50,7% en el nivel general, en el primer semestre del año.

En la comparación interanual, los alimentos aumentan en los últimos doce meses un 116,9%, casi dos puntos porcentuales arriba de la inflación del mismo período del 115,6%.

El azúcar lideró los aumentos de precios con un alza del 33,9% respecto de mayo último, seguido por la papa con 24,7%, arvejas enlatadas 18,2%, yerba 16,6%, pan francés 13,1% y vino común 12,7%.

También superaron los dos dígitos de incremento en los precios el tomate en conserva con 13,7%, arroz con 12,7%, yogur 12,2% galletitas dulces 10,1% y los fideos 10,8%.

Las bajas de precios se centraron en las frutas y verduras lideradas por el tomate redondo con un 26,4, naranjas 25,9% y el limón con un 14,5%.

Los cortes de carne volvieron a tener la menor incidencia en el índice general con aumentos del 2,3% en la carne picada, 1,6% en la paleta, 0,9% en el cuadril, 0,7% en la nalga, y 0,3% en el asado, mientras que el kilo de pollo bajó un 5,3% y el filet de merluza subió un 10,8%.

En los productos lácteos, la leche entera en polvo subió un 6,5%, seguido por la manteca con 8,9%, la leche entera de sachet 5,6% y los quesos cremoso 6,4%, pategrás 4,9% y sardo 5,5%.

 

Déjanos tu comentario