Detenidos en Tucumán: los jugadores de Vélez entregaron sus celulares y les tomaron muestras genéticas

0
5

La causa en la que se investiga el supuesto abuso sexual de una joven por parte de cuatro futbolistas de Vélez está lejos de cerrarse. Después de una extensísima Cámara Gesell, la fiscala Eugenia María Posse tomó la decisión de disponer la aprehensión de los señalados, pero queda mucho camino por recorrer y determinar cuál será el futuro procesal de los jugadores.

Leé también: Tras la Cámara Gesell a la víctima, la fiscal ordenó la aprehensión de los cuatro jugadores de Vélez

Según la investigación, la noche del 2 de marzo pasado la joven se contactó con el arquero Sebastián Sosa y acordaron verse en el hotel Hilton, donde estaba alojada la delegación visitante. Después de burlar los controles, se dirigió al cuarto piso e ingresó a la habitación del futbolista. Dijo que en ese lugar fue abusada por Braian Cufré, Abiel Osorio y José Florentín Bobadilla. Sobre el arquero, señaló que se había quedado dormido.

Después de haber sido entrevistada durante más de tres horas en Cámara Gesell, la fiscala tomó la decisión de aprehenderlos. “Creo que la consistencia de la declaración de la víctima fue fundamental para que tomara esta medida”, indicó Juan Andrés Robles que, junto a Patricia Neme, representan a la querella. Los defensores de los futbolistas, por ahora, no realizaron declaración alguna porque estaban abocados a ubicar en qué dependencia policial serán alojados. Se trata de una medida preventiva,

Posse tiene hasta el miércoles a las 15 para solicitar una audiencia. Allí expondrá su teoría del caso y cuáles serán los cargos que afrontarán. Por ahora, a Cufré y a Florentín Bobadilla se les informó que están siendo investigados como autores de abuso agravado por la participación de dos o más personas; a Osorio, por abuso sexual; y a Sosa, por abuso sexual agravado, pero como partícipe secundario. Eso no significa que en el debate de las próximas horas la representante del Ministerio Público modifique la acusación.

Fuentes judiciales confirmaron que los acusados no se negaron a ninguno de los pedidos que les realizaron desde la fiscalía. Aceptaron entregar sus celulares para que sean peritados y que les tomen muestras para que sean utilizadas en pruebas genéticas. Los resultados de esas pericias no estarán listos cuando se realice la audiencia. En ese debate, Posse también deberá definir si solicita que el juez interviniente les dicte la prisión preventiva para asegurar el proceso.

A favor de los futbolistas juega que aceptaron realizarse todas las pruebas que les pidieron hacerse, una clara señal de que no entorpecerán la investigación. Pero tienen un problema que les juega en contra: no tienen arraigo en la provincia y cuentan con los recursos económicos para fugarse.

Déjanos tu comentario