Cómo es el polémico blanqueo que logró la media sanción en Diputados

0
7

Con 131 votos positivos, la Cámara baja aprobó con media sanción el Régimen de Regularización de Activos. Así, se permitiría a quienes tengan fondos no declarados que los introduzcan al sistema legal. El polémico texto excluye el ingreso al beneficio fiscal a quienes hayan ejercido cargos públicos y no sean actualmente funcionarios en los últimos 5 años.

 

Con 131 votos positivos, 117 votos negativos y 4 abstenciones, la Cámara de Diputados aprobó el Régimen de Regularización de Activos, el nombre que escogió el Gobierno nacional para el proyecto de blanqueo de capitales. Esta medida permite a quienes tengan fondos no declarados que los introduzcan al sistema legal, hasta 100 mil dólares sin pagar impuestos.

 

 

El Régimen de Regularización de Activos está establecido para sujetos residentes y no residentes con un plazo hasta el 30 de abril del 2025, con la posibilidad de prórroga hasta el 31 de julio del 2025.

Los sujetos -que pueden ser sociedades- «quedan liberados de toda acción civil y por delitos tributarios, cambiarios, aduaneros e infracciones administrativas que pudieran corresponder por el incumplimiento de las obligaciones». Un dato a tener en cuenta es que sólo excluye el ingreso al beneficio fiscal a quienes hayan ejercido cargos públicos y no sean actualmente funcionarios en los últimos 5 años.

 

 

«Quedan excluidos de las disposiciones del presente régimen los sujetos que hayan desempeñado en los últimos cinco años a contar desde la fecha de entrada en vigencia del presente Régimen de Regularización de Activos y/o aquellos que actualmente desempeñen las siguientes funciones públicas», señala el texto que obtuvo media sanción.

El texto, además, menciona una larga lista de los funcionarios excluidos. No obstante, lo que llama la atención es que la iniciativa elaborada por Federico Sturzenegger (expresidente del Banco Central durante el Gobierno de Mauricio Macri) tenga cinco años, ya que los expertos en el tema advierten que los anteriores blanqueos establecían diez años.

De esta manera, el régimen implica la manifestación de adhesión al régimen, el pago adelantado obligatorio y un período límite de la presentación de la declaración jurada y del pago del impuesto de regularización.

 

Para aquellos montos que superen los USD 100.000, el proyecto propone alícuotas progresivas del 5%, 10% y 15%, dependiendo del momento en que los contribuyentes decidan adherirse al régimen. Estas tasas variarán en tres etapas específicas, diseñadas para fomentar una pronta adhesión.

En cuanto a los bienes alcanzados, serían «moneda nacional o extranjera», «inmuebles ubicados en Argentina o fuera de Argentina», «acciones, participación en sociedades, derechos de beneficiarios o fideicomisarios de fideicomisos u otros tipos de patrimonios de afectación similares», «títulos valores», «bienes muebles», «créditos de cualquier tipo», «derechos y otros bienes intangibles» y «criptomonedas», entre otros bienes.

 

Déjanos tu comentario