Boca regresó a Buenos Aires y ya se puso a entrenar pensando en Newell’s

0
7

El entrenador Diego Martínez diagramó las prácticas con los futbolistas que no participaron en Potosí.

Boca regresó este jueves a Buenos Aires en medio de un maratón logístico después del un empate sin goles ante Nacional Potosí en Bolivia en su debut en la Copa Sudamericana.

La delegación azul y oro aterrizó en suelo argentino alrededor del mediodía y, sin tiempo que perder, Diego Martínez ya programó los entrenamientos con la mira puesta en el próximo desafío: enfrentar a Newell’s el sábado.

El DT xeneize programó un entrenamiento con los habituales titulares para la tarde. Mientras tanto, aquellos que participaron en el debut quedarán liberados, con la buena noticia de las incorporaciones de Nicolás Figal, recuperado de una lesión en la rodilla, y Luis Advíncula, quien superó un cuadro febril.

Cómo fue la travesía de vuelta al país

El regreso estuvo marcado por un contratiempo inesperado. Lautaro Di Lollo, titular en el debut, tuvo complicaciones para realizar el control antidoping tras el encuentro, lo que retrasó la partida de la delegación en más de dos horas. Sin embargo, el defensor se sumó más tarde al grupo.

El viaje de retorno no fue menos exigente. Con camionetas 4×4, los jugadores recorrieron tres horas de vuelta a la capital boliviana, Potosí, debido a la falta de alojamiento adecuado en el lugar del partido. Tras descansar algunas horas, el equipo partió en avión hacia Buenos Aires, donde arribaron alrededor de las 14.30.

Déjanos tu comentario