A un mes del ataque de Hamás a Israel, cómo sigue el conflicto en Medio Oriente

0
26

Las autoridades sanitarias de Gaza afirman que el asalto israelí mató a más de 10.000 palestinos, entre ellos unos 4.100 niños.

A un mes del ataque de Hamás, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, afirmó que consideraría «pequeñas pausas tácticas» en los combates en la Franja de Gaza para permitir la salida de rehenes o el paso de ayuda, pero rechazó de nuevo los llamamientos a un alto el fuego a pesar de la presión internacional.

Tras rodear la densamente poblada ciudad de Gaza, en el norte del enclave, donde tiene su base el grupo islamista Hamás, el Ejército israelí declaró que había tomado un complejo militar y se disponía a atacar a los combatientes escondidos en una madriguera de túneles subterráneos.

Al menos 23 palestinos murieron en dos ataques aéreos israelíes distintos a primera hora del martes en las ciudades de Jan Yunis y Rafah, en el sur de Gaza, según las autoridades sanitarias.

 

En Jan Yunis, un hombre rescatado de entre los escombros de una casa en la que, según las autoridades sanitarias palestinas, habían muerto 11 personas, advirtió de que Israel recibiría «una lección muy dura».

«Esta es la valentía de eso que llaman Israel, que muestra su fuerza y su poder contra civiles, bebés, niños y ancianos», dijo a la prensa el hombre, que dio su nombre como Ahmed Ayesh.

Israel ha bombardeado el enclave desde la incursión de Hamás en el sur de Israel hace un mes, cuando sus combatientes mataron a 1.400 personas y tomaron a 240 rehenes, según las autoridades israelíes.

Las autoridades sanitarias de Gaza afirman que el asalto israelí ha matado a más de 10.000 palestinos, entre ellos unos 4.100 niños.

Tanto Israel como Hamás han rechazado los crecientes llamamientos al cese de los combates. Israel afirma que primero deben liberarse los rehenes. Hamás afirma que no los liberará ni detendrá los combates mientras Gaza esté siendo atacada.

Netanyahu dijo que un alto el fuego general obstaculizaría el esfuerzo bélico de su país, pero que la pausa de los combates por razones humanitarias, una idea apoyada por el principal aliado de Israel, Estados Unidos, seguiría considerándose en función de las circunstancias.

«En cuanto a las pequeñas pausas tácticas —una hora aquí, una hora allá— ya las hemos hecho antes. Supongo que comprobaremos las circunstancias para permitir la entrada de bienes, bienes humanitarios, o la salida de nuestros rehenes, rehenes individuales», dijo Netanyahu a ABC News el lunes.

«Pero no creo que vaya a haber un alto el fuego general», agregó.

Déjanos tu comentario