Vuelta a las antiguas técnicas para sobrevivir al ajuste de Milei!- Por Raúl Ayala

0
6

En medio del caos desatado por el feroz plan de ajuste liderado por Javier Milei, que ha un convertido las subas de tarifas en el tema de conversación más popular (y desesperante), los ciudadanos se encuentran buscando desesperadamente formas alternativas de sobrevivir económicamente.

Pero, ¿quién dijo que no podemos mirar hacia atrás en busca de respuestas? ¡Es hora de desempolvar las viejas y confiables invenciones de las culturas antiguas!

Comencemos con la aeolípila, esa extravagante esfera hueca que giraba gracias al vapor de agua. Aunque en la antigüedad más que una máquina útil era un juguete científico, ¿quién dice que no podemos revivirla ahora para darle un giro literal a nuestros problemas energéticos?

 

 

Y qué decir del Tornillo de Arquímedes, una maravilla helicoidal que elevaba líquidos con gracia y eficiencia.

Con su diseño ingenioso y su capacidad para transportar agua desde niveles bajos a altos, podría ser la respuesta para reducir los costos de las tarifas de agua.

¡Pero espera, aún hay más en el antiguo catálogo de soluciones económicas! Los molinos de viento persas y egipcios, esos gigantes giratorios que no solo molían granos, sino que también bombeaban agua, podrían ser nuestra tabla de salvación energética en estos tiempos turbulentos.

¿Y qué hay de la comunicación? ¡De vuelta al Fryctoria! Este sistema de semáforos de la antigua Grecia, que transmitía mensajes a larga distancia a través de torres de fuego, podría ser nuestra forma de mantenernos conectados sin pagar tarifas exorbitantes por internet y teléfono.

Y para conservar alimentos y hielo, ¿por qué no recurrir a los métodos antiguos? Con neveras persas y egipcias, que mantenían el hielo congelado bajo tierra, podríamos mantener nuestros alimentos frescos sin gastar una fortuna en electricidad.

Pero si lo que necesitas es mantener fresca tu morada en medio del calor abrasador, ¿qué tal las torres de viento persas? Estas estructuras ingeniosas podrían ser la respuesta para mantener tu hogar fresco sin depender de costosos sistemas de aire acondicionado.
Y no olvidemos la calefacción: los romanos ya lo tenían todo resuelto con su sistema de hipocausto, que calentaba los suelos y las paredes para crear un ambiente acogedor.

¡Quién diría que los viejos trucos podrían ser la clave para sobrevivir al ajuste de Milei!
Así que, ciudadanos del siglo XXI, en tiempos de crisis tarifaria, ¡volvamos la mirada hacia el pasado para encontrar soluciones ingeniosas y económicas! Después de todo, ¿quién necesita tecnología moderna cuando puedes tener la ingeniosidad de las culturas antiguas?

Déjanos tu comentario