Curiosos objetos salen a la superficie por la bajante del Paraná

0
117

La extraordinaria bajante del río Paraná dejó descubierto diferentes objetos arqueológicos que sorprenden por su origen histórico y por las grandes dimensiones. El detalle de los increíbles hallazgos que quedaron en la superficie.

La bajante del río Paraná dejó al descubierto una infinidad de elementos, objetos y hasta construcciones a lo largo de su extensión, tanto en la zona de Santa Fe y Entre Ríos como en la provincia de Buenos Aires. Algunos objetos son llamativos, mientras que otros sorprenden por sus posibles orígenes históricos.

Ermita de la Virgen de Guadalupe

La ermita de la Virgen de Guadalupe que se hundió a principios de 1991 tras una creciente del río. La estructura, que tenía alrededor de cinco metros de alto, estaba en inmediaciones del túnel subfluvial que une a Santa Fe con la capital entrerriana.

Ermita-en-Parana-696x435.png

Malla del túnel

Otra de las cosas que quedó a la vista por la histórica bajante del río Paraná es la malla de protección del túnel subfluvial Uranga–Sylvestre Begnis, que se asoma en la superficie por la disminución del caudal del río.

malla-del-tunel-subfluvial-20210630-1197496.jpg

La extensión de la manta protectora del túnel que quedó fuera del agua, se extiende por casi 200 metros en la costa santafesina, debido a la extrema bajante que afecta al río Paraná.
Elonce TV pudo recorrer el lugar y es notable, cómo la disminución del caudal, afectó la zona con una amplia costa que muestra ramas y árboles acumulados en el lugar.

Pero no sólo en la zona se aprecian descubrimientos, ya que en diversas localidades de la provincia de Buenos Aires se pudieron apreciar distintos elementos de gran porte y, algunos, históricos.

Ancla de 15 toneladas
A la altura de Ramallo encontraron un ancla de 15 toneladas que, tras algunas investigaciones, se determinó que es de la década de 1940. Además, se retiraron del agua alrededor de 50 metros de pesadas cadenas.

ancla.jpg
o_1628510523.jpg

Un poco más hacia el sur, en San Pedro, se descubrió un cabestrante sobre el que hay varias hipótesis, aunque una de ellas es la que tomó más fuerza: el componente, utilizado para levantar pesadas cargas, podría ser de un barco que fue parte de la Batalla de Vuelta de Obligado, en 1845, en la que se enfrentaron la provincia de Buenos Aires, bajo el mando de Juan Manuel de Rosas, y tropas inglesas y francesas.

elonce

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here