SENASA confirmó caso de influenza aviar en un establecimiento de Colonia San Isidro en Villa General Güemes

0
16

Es el tercero en la provincia; antes fueron en Colonia El Alba y en Riacho He Hé. De las 102 aves que tenía este productor, 73 murieron por la patología. Ayer, el equipo técnico del SENASA arribó al campo einiciaron las tareas de desinfección, sanitización y disposición final de los cadáveres para evitar que otras aves carroñeras puedan trasladar el virus El sábado 8, el laboratorio oficial del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad
Agroalimentaria, ubicado en la ciudad de Martínez – provincia de Buenos
Aires, diagnosticó un nuevo caso de influenza aviar (IA) H5, en aves de
traspatio de una granja ubicada en la Colonia San Isidro, de la localidad de
Villa General Güemes. En el lugar, del total de 102 aves que tenía el
productor, 73 ya murieron por el virus. Ayer arribó a la granja un equipo de veterinarios y técnicos para llevar adelante tareas de desinfección, sanitización
y disposición final de los cadáveres para evitar que otras aves carroñeras
puedan trasladar el virus.

Facundo Galvani, director de la regional ChacoFormosa de ese organismo, explicó que viajaron hacia Güemes “para reunirnos con la Municipalidad y con los organismos provinciales que estén en delegaciones locales para coordinar las tareas. Ya hicimos lo mismo ayer (domingo) en la sede de la regional con el MDH, el IPAIPPA, con el MPyA y
con las fuerzas de seguridad, en este caso con la UEAR de la Policía de la
Provincia, para articular las acciones a seguir por el caso positivo detectado el
sábado 8 de julio en Güemes, en la granja de un productor avícola de aves de
traspatio (agricultura familiar)”.
En lo que tiene que ver con el protocolo de intervención, Galvani explicó que
el equipo “interdicta el establecimiento, lo que implica que no haya
movimiento de entrada o salida y además, en un radio de 10 km, donde se
hace el rastrillaje sobre sintomatología para controlar el foco y evitar que se
disemine hacia otro lugar”.
El SENASA posee 21 oficinas en todo el territorio provincial, una de ellas en
Güemes, lugar al que concurrió el productor para denunciar la sospecha de
gripe aviar. “El productor se acercó a la oficina y habló con el jefe de ella. En
cada una de las oficinas se reciben denuncias y también a través de redes o
los mismos técnicos de territorio pueden hacerlas si detectan sintomatología
compatible”, explicó el funcionario para sumar que en el caso de Güemes, las
aves tenían síntomas muy característicos con esta patología en particular.
“En este caso los patos y gallinas afectadas presentaban lo que llamamos
cianosis por la que las partes desprovistas de plumas se veían de color
azulado o violáceo por la falta de oxigenación de la sangre que se manifiesta
en esos lugares. Eso nos llamó la atención y lo confirmamos con la prueba de
diagnóstico que se hace en el laboratorio oficial del SENASA en la ciudad de
Martínez, provincia de Buenos Aires”, remarcó.
El domingo último se reunió la Comisión de Emergencia conformada por
organismos provinciales, el SENASA y fuerzas de seguridad, para avanzar en
los pasos a seguir. Entre las acciones inmediatas, se dispuso la interdicción del
predio positivo (durante al menos 28 días corridos).
Las medidas incluyen el bloqueo de ingreso y egreso de aves, productos y
subproductos avícolas en la zona del control sanitario, prohibiendo, asimismo,
la venta de productos de origen aviar en ferias en zonas aledañas.
También, se inició ayer un rastrillaje epidemiológico en un radio de hasta 10
km alrededor del predio afectado. “Se caracteriza la zona, saber si tienen aves
con sintomatología, si le han comprado aves a este productor; todo para
averiguar si hay una posible diseminación de la enfermedad en la zona y
tomar posibles acciones sanitarias”, aclaró.
“De las 102 aves que tenía, 73 ya han muerto. Se sacrifica lo que quede y sólo
en ese establecimiento. Se carga todo en un sistema y si no hay casos en 28
días posteriores al sacrificio, se libera el brote tal cual lo ocurrido en Colonia El
Alba y Riacho He Hé donde ya pasamos por esta situación y salimos airosos
articulando siempre con la provincia y el municipio que ayuda porque
llevamos un equipo de ocho personas entre veterinarios y técnicos que
realizan esas tareas a campo y con una patrulla móvil que genera concientización y habla con la gente para evitar los movimientos durante los
próximos 28 días en pos de preservar la sanidad de las producciones avícolas
de la zona”, explicó el funcionario nacional.
En otro tramo de la entrevista, recalcó que se trata de una enfermedad
altamente patógena y es por ello que “los productores acuden al SENASA
porque no es común el nivel de letalidad que tiene. Lo que hacemos es tomar
las muestras, confirmar la enfermedad y al cargar las actas en un sistema está
prevista la recuperación económica por la cantidad de aves que tenga. Eso se
hace en todo el país y nosotros estamos viendo con la provincia cómo asistir
a los productores damnificados que en este caso son pocos”.
En lo que hace al caso detectado en esta Colonia, Galvani explicó que el
productor afectado tiene una granja de subsistencia, “donde producía para
consumo y algo de carne y huevos se vendía”. Por otra parte, el director del
SENASA llevó tranquilidad a la población marcando que “no hay riesgo para
el consumo de carne y huevo. Impedimos el movimiento de las aves de esta
granja para evitar que, a través de esos productos, pueda trasladarse el virus a
otras y que no afecte a otros animales. Su consumo no tiene riesgo para la
salud porque el virus no resiste las altas temperaturas ni la desinfección por lo
que cualquier cocción mínima lo mata y cabe aclarar que la transmisión a las
personas es de muy bajo riesgo. Hasta ahora, entre los 101 focos de
Argentina no hubo ninguno que haya afectado a un ser humano y en toda
Latinoamérica hubo uno solo, en Antofagasta Chile”.
Sintomatología
El funcionario detalló también cual es la sintomatología de esta enfermedad
altamente patógena: “tos, jadeo, decaimiento y en este caso en particular algo
más característico como la cianosis en la zona desprovista de plumas como
cresta y barbillón” numeró para insistir en que “las personas no tienen que
tomar contacto con aves enfermas con estos síntomas”.
Ante un caso sospechoso, se puede denunciar al número de WhatsApp
1157005704 que las recepciona las 24 horas del día o bien a través de la
página del SENASA. Por su parte, el Ministerio de Desarrollo Humano realizará
las acciones de control y vigilancia clínico-epidemiológico de las personas
expuestas a estas aves, siguiendo el protocolo vigente de influenza aviar del
Ministerio de Salud de la Nación.//lamañana

Déjanos tu comentario