Sentencia judicial: por fallas en su camioneta recibirá un vehículo nuevo, además de $900.000 de resarcimiento

0
43

Una empresa fabricante de vehículos y una concesionaria deberán sustituir una camioneta Chevrolet S10 a un hombre que detectó problemas técnicos a los meses de haberla comprado. El Juzgado Civil y Comercial N° 2 de Goya dispuso además un resarcimiento por un total de 900.000 pesos, en una sentencia que se dictó en menos de un año de iniciada la demanda.

El juez Gabriel Saade admitió la demanda presentada por un hombre que heredó la camioneta comprada por su padre, la cual, a los meses de haber sido adquirida comenzó a presentar diferentes problemas técnicos y debió ser remolcada al menos tres veces.

El magistrado condenó a M.S. Automotores S.A. y a General Motors Argentina S.R.L. a sustituir el automóvil tipo pick up cuatro puertas – marca Chevrolet, modelo S10 2.8TD 4X2 LS CD, modelo 2018 – por uno de iguales características fabricado al momento de emitirse la sentencia, dentro del plazo no mayor de 20 días de notificada.

También condenó a ambas firmas, y en el mismo plazo, a pagar al comprador la suma de 250.000 pesos en concepto de daño no patrimonial, 500.000 por daño punitivo y 150.000 en concepto de daño patrimonial.

Además, el magistrado rechazó el planteo de no aplicación de la Ley de Defensa del Consumidor articulado por la General Motors Argentina.

La serie de problemas técnicos detectados fueron desperfectos sonoros, golpeteos, pérdida de fuerza del vehículo e inconvenientes mecánicos de fábrica persistían en los repetidos ingresos al taller concesionario y constatados con la inspección ocular efectuada con el vehículo en movimiento realizada por un perito.

Por tanto, el magistrado entendió que ambas empresas eran solidariamente responsables en el cumplimiento de la garantía legal por los defectos de fábrica y vicios redhibitorios materiales ocultos y desconocidos por quien la compró.

“(…) es ilógico pensar que quien compra un vehículo nuevo pueda imaginar que al poco tiempo comenzará a tener problemas en el uso y funcionamiento del mismo. Recurriendo al service autorizado, a pesar de tomar conocimiento de los defectos nunca le han dado una respuesta satisfactoria” afirmó el juez. Además, enfatizó que era el fabricante o el vendedor quienes estaban en mejores condiciones de demostrar que las fallas mecánicas eran por el uso inadecuado o abusivo del consumidor y no lo hicieron.

 

diarioellibertador

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here