Chano aseguró que desde una semana antes de su brote no se acuerda de nada

0
50

El músico Santiago «Chano» Moreno Charpentier, baleado el 25 de julio último por un policía en su casa del partido bonaerense de Exaltación de la Cruz, dijo este jueves que desde una semana antes del hecho no se acuerda de «nada», que cuando su hermano le relató lo que pasó «no lo creía» y admitió que en esta oportunidad estuvo «a punto de morir».

«Chano» sostuvo en declaraciones aRadio Mitre que»cuando estás con el consumo activo es difícil parar solo» y que la única manera de detenerse es «con una tocada de fondo».

Según el exlíder de «Tan Biónica«, durante su vida tuvo «un montón de tocadas de fondo», aunque reconoció que en esta última ocasión pudo haber muerto.

«Me acuerdo que me despierto atado, las muñecas contra la cama, no recordaba nada y quería que me suelten, me fueron dando medicación para que me calme, no podía creer cuando mi hermano me contaba lo que pasó, no lo creía, pensé que era algo que me dijeron para que parara de consumir», afirmó.

Además, «Chano» se refirió a su adicción, por la que se internó «muchas veces», ya que «el consumo era triste, no era algo de fiestas, social ni nada».

«Consumía solo y estaba paranoico pensando que había gente en mi casa, consumía llorando, llamaba al dealer diciendo no quiero más esto para mí», expresó el músico y añadió: (Ahora) vivo en una estructura muy rígida que me hacía falta, la enfermedad de la adicción no solo se manifiesta en el consumo de sustancias sino que uno puede tenerla aún sin consumir. Me obsesionaba con las personas, con cosas, con lugares»

Moreno Charpentier también se mostró agradecido con su madre, a la que le dedicó una canción por haber estado junto a él durante esos momentos.

En tanto, la investigación que lleva adelante el fiscal Martín Zocca, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Zárate-Campana, continúa a la espera del resultado de diversas pericias para determinar la imputación que le cabe al policía Facundo Amendolara.

Una de ellas arrojó que en la campera marca Topman utilizada por «Chano» la noche en la que fue baleado por un policía había «presencia de residuos de disparo debido a la presencia de partículas características de GRS», es decir, rastros de plomo, antimonio y bario, tres elementos que se desprenden al efectuarse un disparo, por lo que para la defensa del efectivo es prueba de que disparó ante un inminente ataque del músico.

Cómo sucedieron los hechos

El hecho ocurrió la noche del 25 de julio último en el barrio privado Parque La Verdad, ubicado en Exaltación de la Cruz, cuando, a pedido de la madre del músico, llegó un equipo médico con intenciones de internar a «Chano», quien estaba bajo una crisis vinculada al consumo de drogas.

Ante esta situación, de acuerdo con algunos testigos, el artista se violentó y presuntamente quiso apuñalar con un cuchillo a Facundo Amendolara, quien le disparó.

Producto del disparo recibido, el músico estuvo internado 18 días en el Sanatorio Otamendi, donde debieron extirparle el bazo, un riñón y parte del páncreas.

Luego, fue trasladado a un centro terapéutico ubicado en la localidad bonaerense de Boulogne, para tratar sus adicciones.

«Mañana me voy termino con una fase de internación en la que estuve dos meses y un poco más y ahora sigo con una fase ambulatoria en la que puedo trabajar. Me estabilicé un montón, lo necesitaba, estoy en un fase de mucha felicidad», indicó.

Fuente: Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here