Otra vez: el gobierno estatiza las deudas de los importadores

0
13

En el paquetazo de medidas de Javier Milei y Luis Caputo se esconde un beneficio extraordinario para la casta importadora.

En un homenaje a una de las inspiraciones locales de Javier Milei, el exministro de Economía al que el flamante presidente consideró «uno de los mejores de la historia», Domingo Cavallo, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) confirmó la emisión de títulos públicos para importadores con deuda comercial pendientes de pago. 

 

Los papeles a colocar se suscribirán al tipo de cambio oficial mayorista y se pagarán en dólares con opción de rescate anticipado.

A través de la Comunicación A «7918», la autoridad monetaria confirmó la creación de la Nota del BCRA denominada Bonos para la Reconstrucción de una Argentina Libre (Bopreal), con un plazo máximo de vencimiento previsto para el 31 de octubre de 2027.

De acuerdo a la información oficial, del instrumento sólo podrán hacerse los importadores de bienes y servicios con operaciones pendientes de pago.

 

La deuda comercial que las empresas mantienen con sus proveedores del exterior ha sido tema de discusión en los últimos meses.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina (AmCham) estimó semanas atrás que el pasivo superaría los US$55.000 millones considerando compras de insumos o servicios recibidos.

En tanto, la consultora Analytica señaló que «la deuda flotante con los importadores solo en bienes alcanzó en octubre USD 47.528 millones, unos USD 25.000 millones más respecto a su valor promedio de los últimos años».

En la madrugada de este miércoles, en lo que fue el primer comunicado de la nueva gestión, los funcionarios de la autoridad monetaria habían adelantado que, «ante el récord histórico de endeudamiento comercial heredado, el BCRA se encuentra trabajando, en coordinación con la Secretaría de Comercio e Industria, para resolver la incertidumbre, asociada a los pagos y la cancelación de esta deuda con el exterior».

Y anticiparon que «oportunamente se pondrán a disposición de los importadores uno o más instrumentos financieros emitidos por el BCRA y pagaderos en dólares que podrán suscribir voluntariamente en pesos para hacer frente al cumplimiento de sus compromisos comerciales».

De esta forma, la suscripción al nuevo bono será en pesos al tipo de cambio de referencia publicado por el BCRA en función de la Comunicación «A» 3500 correspondiente al día hábil previo a la fecha de licitación.

Y la moneda de pago será en dólares y la amortización también será en la divisa estadounidense con la posibilidad de que sea «íntegra al vencimiento o con esquema de amortizaciones parciales, según se defina oportunamente».

La operatoria será la siguiente: los importadores comprarán los bonos con pesos pero, al venderlos o al vencimiento, recibirán dólares, con los que podrán ir saldando sus deudas.

La cancelación anticipada, por su parte, sólo podrá ser en pesos dollar linked; es decir, en moneda nacional pero atada a la cotización y variación de la divisa estadounidense.

La tasa nominal anual (TNA) máxima del bono será del 5%.

«Devengarán intereses sobre la base de un año de TRESCIENTOS SESENTA (360) días integrado por DOCE (12) meses de TREINTA (30) días cada uno, a una tasa anual máxima del 5% a definir en el anuncio de la licitación, que podrá ser pagadera en forma trimestral o semestral en dólares estadounidenses», precisó la comunicación oficial.

Respecto a la posibilidad de operar los títulos en el mercado secundario, la entidad informó que «en el anuncio de la subasta se definirá si estos instrumentos se negociarán o no en los ámbitos de BYMA/MAE, y mercados euroclearables. Al igual que si podrán o no ser utilizadas como colaterales para operaciones de REPO».

Asimismo, se podrá considerar «la alternativa de incluir cláusulas de rescate anticipado en favor de los Titulares. En ese caso, de manera simultánea a la licitación del título se incluirán derechos de rescate sobre dichos instrumentos en los plazos y en las proporciones que defina oportunamente el BCRA».

 

 

Déjanos tu comentario