A través del Decreto Nº 13 el gobernador declaró la Emergencia Agropecuaria en Formosa

0
60

A través del Decreto Nº 13, el gobernador de Formosa, el doctor Gildo Insfrán, declaró el estado de Emergencia Agropecuaria para las actividades ganadera y apícola de los establecimientos ubicados en todo el territorio provincial y para lo agrícola en los Departamentos Formosa, Laishí, Pilcomayo, Pirané, Pilagás, Patiño y Bermejo. 

En lo ganadero y apícola la declaración de emergencia alcanza a los establecimientos rurales afectados por déficit de precipitaciones, altas temperatura y quemas de pastizales, ubicados en todo el territorio provincial. Las medidas tendrán vigencia desde el 1º de enero del 2022 hasta el 30 de junio del 2023.

En cuanto a lo agrícola se abarcan los cultivos de maíz y cucurbitáceas de segunda siembra y para los cultivos de banana, algodón, mandioca, batata y maní, afectados por déficit de precipitaciones desde enero a la fecha, situados en los Departamentos Formosa, Laishí, Pilcomayo, Pirané, Pilagás, Patiño y Bermejo. Regirá desde el 1º de enero del 2022 hasta el 30 de junio del 2022.

De acuerdo al instrumento, se designa como organismo de aplicación al Ministerio de la Producción y Ambiente, el cual deberá realizar las gestiones y disposiciones necesarias para cumplimentar las medidas establecidas.

También se facultó a la Subsecretaría de Producción Sustentable a otorgar certificados a los productores afectados, conforme la constatación efectuadas por la Dirección de Producción Sustentable sobre las pérdidas sufridas, remitiendo la nómina de los mismos a la Comisión Nacional de Emergencia y Desastre Agropecuarios.

De igual modo, se autoriza al Ministerio de Economía, Hacienda y finanzas a implementar las medidas que resulten necesarias para el otorgamiento de los beneficios fiscales contemplados en el marco del Decreto-Ley N° 980/81.

Para decretar el estado de Emergencia Agropecuaria, el primer mandatario evaluó el relevamiento integral de la producción ganadera, agrícola y apícola que realizó el Ministerio de la Producción y Ambiente.

El mismo fue concretado con la participación del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la colaboración de todas las instituciones relacionadas con el sector productivo, como la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena -Delegación Formosa-, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), el Instituto Provincial de Acción Integral para el Pequeño Productor Agropecuario (PAIPPA), el Centro de Validación de Tecnologías Agropecuarias (CEDEVA), los Municipios y las organizaciones de productores.

En ese sentido, del análisis efectuado por la Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria, surge la gravedad en que se encuentran las explotaciones de productores agrícolas, ganaderos y apícolas con pérdidas en su producción y capacidad productiva que superan el 50% debido a la falta de precipitaciones en todo el territorio provincial.

Decisión política 

En diálogo con AGENFOR, el ministro de la Producción y Ambiente, el doctor Raúl Quintana, subrayó: “El Gobernador tomó la decisión política en base a la información y las reuniones con los productores de declarar la Emergencia Agropecuaria para toda la provincia de Formosa”.

Y pormenorizó que “en la agricultura la medida va desde el Departamento Bermejo hasta el río Paraguay y la ganadería y apicultura para todo el territorio”, marcando que “se tuvo una especial atención para la ganadería, de manera que el tiempo de emergencia sea más largo porque viene con unos golpes importantes tras varios años de sequía”.

“Como autoridad de aplicación, desde el MPyA presentaremos en los próximos días los informes en Buenos Aires junto con algunas gestiones más para que la Comisión de Emergencia Agropecuaria Nacional la homologue y se pueda iniciar la gestión de los fondos”, informó.

“Queremos agradecer a las organizaciones de productores y a las instituciones del Estado Nacional, provincial y municipal porque hemos trabajado fuerte para llegar a esta decisión del decreto”, enfatizó.

En este punto, hizo notar que se avanzará en el diálogo permanente con el sector productivo provincial y las gestiones desde la Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria “para ir ajustando detalles respecto a las pérdidas”, ya que las mismas “no son globales, sino por predios”.

“Los productores van a ser evaluados en sus chacras y monitoreados. Pronto van a tener los beneficios impositivos que son los que más piden los ganaderos en general, esperando lo que vendrá con los fondos que la Nación tiene en vista para las provincias que están siendo afectadas por esta inclemencia”, acentuó el funcionario.

Por su parte, el director de Producción Sustentable, el ingeniero Guido González, señaló a esta Agencia que “se realizaron las reuniones, se evaluaron los informes técnicos trabajados en el territorio y se llegó a la conclusión de generar la propuesta de emergencia agropecuaria para los sectores productivos ganadero, apícola y agrícola”.

“Dentro de la parte agrícola los cultivos que se encuentran más afectados por esta sequía que estamos atravesando e incendios son el maíz y las cucurbitáceas de siembra de segunda, la banana, cultivos de mandioca, batata, algodón y maní”, detalló.

Explicó que “hasta el momento tenemos registrado que los cultivos tienen una afectación por encima al 50% y en el caso de la banana es un poco más, está en el 60%”, mientras que “la ganadería y la apicultura tienen un porcentaje por encima del 50% y sobre todo mayor afectación por siniestros de quemas de pastizales”, marcando que “continuamos con los relevamientos y los informes desde el territorio”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here