Gatillo fácil: la familia de Lucas denunció al juez de la causa por arbitrariedad

0
108

Los padres de Lucas González, el adolescente de 17 años asesinado por la Policía de la Ciudad, presentaron este lunes una denuncia contra el juez de la causa por mal desempeño de sus funciones y prevaricato.

La denuncia contra el juez Martín Del Viso, a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 7, fue presentada pasadas las 11 de la mañana en la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura de la Nación, en la calle Libertad 731 del centro porteño.

En su escrito, el abogado Gregorio Dalbón (con quien presentaron la denuncia Cintia y Héctor, madre y padre de Lucas) denunció por «mal desempeño y prevaricato» al juez Del Viso, luego de que el magistrado rechazara los pedidos del fiscal del caso, Leonel Gómez Barbella, para la detención de otras cinco personas por el encubrimiento del hecho y negara el procesamiento de dos oficiales que fueron liberadas por falta de mérito.

 

Gómez Barbella había solicitado la «inmediata detención» inmediata detención de Verónica Gabriela Andraca, de la División de Asuntos Penales y Contenciosos de la Policía de la Ciudad; la abogada Silvia Alejandra Ozón, Jefa de División de la Dirección de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Justicia y Seguridad; el comisario mayor Fabián Lencina y los oficiales Pablo Daniel Granara y Lucas Damián Evaristo Varas.

En tanto, también el fiscal solicitó nuevamente los procesamientos de las policías Lorena Miño y Micaela Fariño al presentar el informe final del peritaje odorífico, el cual indicó que habían manipulado la réplica del arma hallada en el auto de los adolescentes.

Según consignó Télam, en su denuncia Dalbón indicó que el juez «dictó resoluciones arbitrarias, infundadas, basadas en hechos falsos», y destacó «la peligrosidad procesal que conlleva mantener en libertad a imputados que formaron parte de un ardid delictual que terminó con la vida de un niño de 17 años y mantuvo en privación ilegal de la libertad a menores de edad».

 

Dalbón aseguró a Télam que el juez Del Viso «ha sido imparcial hasta que alguna rara orden o situación lo frenó».

«Espero no sea la política manifestó ya que nunca quise que esto escale políticamente, pero la prueba de ADN con las dos policías Miño y Fariña es contundente. Es más, ahora la tiene completa. Cuando un juez desempeña mal su función es pasible de juicio político. Y, cuando dicta resoluciones en contra del derecho, comete el delito de prevaricato», expresó el letrado.

El abogado de la familia de Lucas indicó que la denuncia contra Del Viso fue a pedido de Cintia y Héctor, quienes esperan que reciba «la sanción que le corresponda».

El crimen de Lucas sucedió cerca de las 9.30 del 17 de noviembre último, cuando la víctima y tres amigos de su misma edad salieron de entrenar del club Barracas Central a bordo del Volkswagen Suran del padre de uno de ellos y fueron interceptados por un auto Nissan Tiida de la Brigada de Investigaciones de la Policía de la Ciudad sin patente ni signos de ser policial, del que bajaron tres efectivos armados y sin identificar.

De acuerdo con las pruebas recabadas, los adolescentes creyeron que eran ladrones que iban a robarles, por lo que huyeron del lugar, momento en que los policías les dispararon desde distintos ángulos.

Al menos cinco tiros dieron en el auto y uno de ellos impactó en la cabeza de Lucas, quien horas más tarde murió.

Por el homicidio están procesados con prisión preventiva los policías Gabriel Isassi, Juan Nieva y Fabián López, mientras que por el encubrimiento, hay un total de 11 efectivos presos y otros dos imputados pero excarcelados.

 

infonews

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here