El nuevo juicio por el femicidio de Lucía Pérez se realizará en 2023

0
112

El nuevo proceso judicial llega después de más de dos años de demora y será contra los dos acusados que siguen vivos, quienes volverán a ser juzgados por el femicidio ocurrido el 8 de octubre de 2016. El asesinato de Lucía motorizó el Primer Paro Internacional de Mujeres.

El Tribunal Oral N°2 de Mar Del Plata resolvió que el juicio por el femicidio de Lucía Pérez, la joven asesinada en Mar del Plata que motorizó el Primer Paro Internacional de Mujeres, se vuelva a realizar el 7 de febrero del año próximo.

En las últimas semanas, los movimientos feministas, familiares y autoconvocados habían impulsado una masiva campaña en las redes y en las calles para reclamar que se adelantara el proceso, que estaba estipulado que arrancara en julio.

El 8 de octubre de 2016, los acusados Juan Pablo Offidani, de 41 años, y Matías Gabriel Farías, de 23, pasaron a buscar a Lucía y la llevaron hasta la casa del segundo en Mar del Plata, en donde también se encontraba Alejandro Alberto Maciel, de 62. Pocas horas después la adolescente fue llevada ya muerta por Offidani a un centro médico alejado de la ciudad, con señales de haber consumido drogas y evidencia de abuso sexual.​

El nuevo proceso judicial llega después de más de dos años de demora y será contra Farías y Offidani, quienes volverán a ser juzgados por el femicidio ocurrido el 8 de octubre de 2016. El tercer imputado, Maciel, murió hace dos años.

En 2018, el Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Mar del Plata, integrado por los jueces Juan Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Aldo Carnevale, condenó a todos los imputados a ocho años de prisión, pero por “tenencia de estupefaciente con fines de comercialización”. En cambio, por unanimidad, absolvió a los tres imputados por el abuso sexual y femicidio. En su sentencia consideraron que Lucía “tenía relaciones sexuales con quién y cuándo quería” e incluso, uno de los magistrados, determinó que “no existió” violencia física, psicológica ni humillación.

A su vez, los jueces Viñas y Gómez Urso fueron suspendidos provisoriamente en sus funciones para ser sometidos a un jury, por decisión unánime del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, al tiempo que Carnevale renunció para jubilarse.