Palabras, palabras, palabras…

0
316

 

Por Darío Chávez

Salud, Educación y Seguridad, los tres pilares que cualquier candidato razonable enarbola en épocas preelectorales, máxime si es un aspirante a un cargo ejecutivo, como por ejemplo, gobernador o presidente de la nación.

Salud, Educación y Seguridad, los mismos temas a los que se aferran cada dos años candidatos a legisladores que poca incidencia tienen en estos temas, ya que son puntos que manejan “los que tienen la batuta” pero suenan lindo y quedan bien ante el electorado.

Y sin embargo… Treinta años de democracia no han servido para potabilizar un plan integral de seguridad que constituya una política de estado, y cada día vemos hechos cada vez más violentos y a sus autores recuperar alegremente su libertad, envueltos en un halo de impunidad por el solo hecho de “ser gente de…”

Lo mismo sucede en los ámbitos de la salud y de la educación, que se potenció en este último año donde la pandemia golpeó con crudeza sobre todo a los sectores más vulnerables, mucho de quienes debieron “arreglárselas como pudieran” para enfrentar al coronavirus.

Para rematar, hace pocos días estalló uno de los escándalos más obscenos de las historia argentina, cuando se hizo público el “vacunagate”, lo que dejó en evidencia algos que todos saben pero pocos dicen: los políticos se cagan en la gente.

Y finalmente, la educación, que debiera ser la estrella no solo de cualquier gobierno sino del Estado mismo, con políticas claras y efectivas para garantizar la formación de las futuras generaciones.

Sin embargo, en un año de pandemia, y después de haber desperdiciado prácticamente un ciclo lectivo mediante las difusas “clases virtuales”, no existió capacidad para crear un protocolo razonable para garantizar las clases en las aulas, esto también fogoneado por gremialistas que lo que menos quieren es trabajar, porque mientras exigen mil y una condiciones para mandar a sus chicos a las aulas no tienen empacho en llevarlos a las plazas o reuniones sociales sin poner ningún reparo ni preocuparse por la pandemia.

Salud, Educación y Seguridad… Este año hay elecciones, así que seguramente volveremos a escuchar estas palabras hasta la hora de vota. Después… después serán convenientemente guardadas hasta la próxima elección.