COMENTARIO POLÍTICO

0
144

La crisis de dirigentes emergentes del Círculo Rojo de Insfrán y el ascenso de Jofré como figura de recambio en el peronismo

No es una novedad que el peronismo en su composición siempre esté convulsionado, pese a ello es un poder político que supo resolver los graves problemas que le tocó enfrentar en toda su histórica democrática. Y en Formosa no es la excepción, por las fuertes estructuras internas que suceden, incluso con diferentes organizaciones que tienen su propia visión con respecto a lo que hay que hacer en el campo nacional y popular, ajustados a intereses muy particulares y con aspiraciones políticas.

En este escenario, Insfrán no puedo encontrar en su círculo rojo el acompañamiento que esperaba a pesar de la creación de muchísimas estructuras a través de sus ministros, células intestinales que se formaron al calor del poder político pero que con el tiempo se fueron desintegrando, una composición política que tuvo sus raíces en el núcleo duro del peronismo pero que sin embargo, con el tiempo, no alcanzaron a tener representatividad electoral en el movimiento, en un proceso con la mirada puesta en el pos gildismo, descuidando la militancia y la praxis política con ideología.

Es decir, muchos hombres ligados al poder que ya no piensan en Gildo sino en el después de Gildo. Es más, Gildo también está pensando en su ida, pero para él el problema no es quedarse, el problema es irse, cuando ve que entre las células u organizaciones de su círculo rojo no encuentra figuras políticas de recambio para el peronismo cercano, en un contexto donde quizás, haya atravesado el peor gobierno de sus gestiones, por el desgaste de sus ministros y la falta de compromiso jugando de atrás y sin capacidad resolutiva en el dinamismo de la gestión.

Al observar Insfrán la crisis de nuevos dirigentes políticos en estructuras partidarias con sólo adoctrinamiento para el activismo político, consagró la unidad con su viejo compañero de gestión Jorge Jofré, a quién en su momento le pidió que entre y juegue en la arena política tras los buenos resultados de su administración como ministro, ante la desaprobación del círculo rojo.

Desde ese momento los laderos del poder político de Casa de Gobierno a través de sus bondades comunicacionales comenzaron a decir que Insfrán no lo podía ni ver a Jofré y que Jofré tampoco lo podía ver a Insfrán, en una construcción antagónica cuando ambos líderes del peronismo pertenecen a un mismo sentido ideológico y filosófico. No entendieron y aún hasta ahora les cuesta comprender que Gildo y Jorge son la unidad y el camino válido para la acción política del peronismo en Formosa, que no quiere decir que están juntos ni es un acercamiento por desesperación, sino representa una unidad de interés por el colectivo en base a la concepción ideológica que lo acerca  y fundamentalmente, una búsqueda de objetivos superiores pero no desde el individualismo y la improvisación.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here