Putin atacará nuevos objetivos si Estados Unidos provee misiles de largo alcance a Ucrania

0
113

Luego de que se anunciase la decisión estadounidense de entregar a sus lanzacohetes múltiples Himars (High Mobility Artillery Rocket System), el presidente ruso dijo que utilizarán sus armas «para atacar objetivos que no atacaron hasta el momento».

El presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió que Rusia atacará nuevos objetivos si los países occidentales entregan misiles de largo alcance a Ucrania, y juzgó que los actuales envíos de armas buscan «prolongar el conflicto».

Si Ucrania recibe misiles de largo alcance, «entonces sacaremos las conclusiones apropiadas y utilizaremos nuestras armas (…) para atacar objetivos que no hemos atacado hasta el momento«, declaró Putin, según extractos de una entrevista que será difundida este domingo por el canal Rossiya-1, reportó la agencia de noticias AFP.

El presidente ruso no definió el alcance de la reacción que tendría su gobierno ni cuáles podrían ser los blancos.

Estas declaraciones tienen lugar luego de que Estados Unidos anunciase su decisión de entregar a Ucrania sus lanzacohetes múltiples Himars (High Mobility Artillery Rocket System) de un alcance de aproximadamente 80 kilómetros.

Los expertos militares subrayan que este alcance es levemente superior al de los sistemas análogos rusos, lo que permitiría a Ucrania atacar la artillería enemiga sin poder ser atacada por esta.

Por otra parte, el vocero del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, afirmó que Rusia destruyó blindados entregados a Ucrania por países del este de Europa mediante ataques aéreos en Kiev, los primeros en la capital en varias semanas.

«Misiles de alta precisión y de largo alcance disparados por las fuerzas aeroespaciales rusas sobre el suburbio de Kiev destruyeron tanques T-72 entregados por países de Europa del Este y otros blindados que se encontraban en hangares», declaró Konashenkov.

Previamente, el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, había informado de bombardeos en la madrugada del domingo contra los barrios de Darnytsky y Dniprovsky, al sudeste de la capital ucraniana.

Según las fuerzas aéreas ucranianas, varios misiles de crucero fueron disparados en dirección de Kiev por aviones rusos TU-95 basados en el mar Caspio, uno de los cuales fue destruido.

Una relativa calma había retornado en las últimas semanas a la ciudad de Kiev, pues los rusos renunciaron a capturar la capital y se concentran en el este de Ucrania, donde, según voceros de Kiev, las fuerzas ucranianas habrían recuperado algo de terreno.