Informaron que ni la tripulación ni el avión retenido tenían alertas ni antecedentes

0
106

El Gobierno nacional constató que «ni los miembros de la tripulación» ni el avión de la empresa Emtrasur, con matrícula venezolana, que llegó al aeropuerto de Ezeiza el lunes de la semana pasada y se encuentra bajo custodia judicial, tenía «alertas ni antecedentes», reafirmó la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti.

«El Gobierno llevó adelante todas las medidas que había que llevar adelante. El avión circuló por los cielos de México, Paraguay, Uruguay y fue detenido precisamente en la Argentina», dijo esta mañana la funcionaria en su tradicional conferencia de prensa de los días jueves en la Casa de Gobierno.

En ese marco, precisó que «ninguno de los miembros de la tripulación tenía alertas ni antecedentes ni el avión» y añadió que, en referencia a la información relevada, «todos los datos están a la vista».

Asimismo, explicó que la aeronave «no podía cargar nafta porque las empresas proveedoras tenían una sanción económica de Estados Unidos hacia esos países pero no así los tripulantes».

«Entendemos que la novela periodística sobrepasa los límites de lo razonable y entendemos que se puede generar cierta sensibilidad tratándose de un país en el cual la Argentina sigue reclamando el esclarecimiento de los atentados» Gabriela Cerruti

«Después, razonablemente entendemos que la novela periodística sobrepasa los límites de lo razonable y entendemos que se puede generar cierta sensibilidad tratándose de un país en el cual la Argentina sigue reclamando el esclarecimiento de los atentados sucedidos en el país», dijo y agregó: «Más allá de esta sensibilidad que entendemos, el resto forma parte de la novela que cada medio quiera hacer».

Ante otra consulta, Cerruti insistió en que el Gobierno, «a través de sus agencias, consultó en todas las bases y en todos los lugares por donde se consulta frente a estas situaciones» y reiteró que «no había ningún tipo de alerta» y que «no pesa ninguna inhibición ni sobre el avión, ni sobre los que lo estaban tripulando».

«Ahora hay una causa en la Justicia por una denuncia hecha por un diputado opositor, que no pierden oportunidad de generar escándalos en lugar de trabajar para el bienestar de los ciudadanos y las ciudadanas, y allí deberán dirimir otro tipo de situaciones», analizó.

De esta forma, se refirió a la denuncia realizada por diputados contra la directora de Migraciones, Florencia Carignano, por el avión venezolano-iraní.

La acusación es impulsada por Ricardo López Murphy y Gerardo Milman (de Juntos por el Cambio), quienes alegaron «incumplimiento de los deberes públicos» y aseguraron en el escrito que se puso «en riesgo la seguridad nacional».

 

Críticas a Juntos por el Cambio

En tanto, otros funcionarios del Gobierno nacional y legisladores del Frente de Todos (FdT) destacaron lo realizado por los distintos organismos del Poder Ejecutivo y apuntaron contra la oposición de Juntos por el Cambio (JxC) por los cuestionamientos y presentaciones que formularon ante este hecho.

En primer término, el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, se mostró «contento» con el trabajo realizado y aseguró que en el Gobierno son «muy cuidadosos con todo tipo de señales» de alerta y que el tema es una «de las tantas cosas de las que pretende aprovecharse» la oposición.

En diálogo con Radio 10, el funcionario aseguró sentirse «muy contento» con lo hecho y con los trabajos que se llevaron a cabo hasta ese momento».

«Hemos recibido de agencias y embajadas extranjeras un reconocimiento por la tarea que se llevó a cabo», remarcó el funcionario.

En otro tramo de la entrevista, Fernández negó que la cartera que conduce tenga algún tipo de presunción de que el avión sea un elemento que forme parte de una «operación de espionaje», como publicó un matutino.

El funcionario consideró que esas especulaciones «corren por cuenta de quién las dijo», y aseguró que quienes piensan así «lo deben haber inventado».

En tanto, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria, exhortó a JxC, Clarín y La Nación a «hablar del avión con el que ellos contrabandearon armamento para apoyar el golpe de Estado en Bolivia«.

De esta forma se refirió el funcionario a una causa judicial en la que se investigan envíos de pertrechos represivos a Bolivia con el propósito de consolidar el régimen de Jeanine Añez, instalado en el país vecino tras el derrocamiento de Evo Morales, en noviembre de 2019.

«Ahora que JxC, Clarín y La Nación están tan preocupados por la aeronáutica, podrían dejar de hacer silencio cómplice y hablar del avión con el que ellos contrabandearon armamento para apoyar el golpe de estado en Bolivia, ¿no?», escribió Soria en su cuenta de Twitter.

Ante los reclamos de la oposición y las editoriales periodísticas en torno a la llegada del avión de carga venezolano, Soria se preguntó: ¿»Dónde estaban estos periodistas cuando (Mauricio) Macri y todos estos exfuncionarios mandaban un avión oficial Hércules a Bolivia lleno de armamentos para voltear a un gobierno. Ahí no dijeron nada y siguen sin decir nada».

«Sin embargo, ahora dicen que el gobierno de Alberto y Cristina (Kirchner) dejaron ingresar un avión terrorista. Eso es una gran mentira que está comprobada, pero llevan 72 horas envenenando las cabezas de los argentinos», reclamó.