Diputados dio media sanción con amplio respaldo para la ley de VIH y otras enfermedades

0
24

Fue aprobado el proyecto que da una respuesta integral a personas con VIH, hepatitis virales, tuberculosis y enfermedades de transmisión sexual. Logró 241 afirmativos, ninguna abstención y sólo votaron en contra 8 legisladores liberales y macristas. Va al Senado para convertirse en ley.

Con amplio consenso de todo el arco político a excepción de los libertarios y de un puñado de legisladores macristas, se aprobó hoy en la Cámara de Diputados el proyecto que busca una respuesta médica integral al VIH, las hepatitis virales, la tuberculosis e infecciones de transmisión sexual (ITS) en toda la Argentina.

El proyecto obtuvo 241 votos afirmativos y 8 negativos y había sido presentado por la diputada nacional Carolina Gaillard (FdT-Entre Ríos), aunque contaba con un amplio consenso de los bloques de la oposición, incluido Juntos por el Cambio.

“Es una ley que no es de mi autoría, es de autoría de todas las organizaciones de la sociedad civil y de los pacientes. Viene a proponer un paradigma distinto, estamos planteando un enfoque de derechos humanos y un abordaje integral”, dijo la diputada Gaillard durante su discurso.

 

En primer lugar habló la presidenta de la Comisión de Salud, diputada socialista Mónica Fein, quien agradeció en primer lugar a los legisladores que en otros momentos de esa comisión trataron esa propuesta que ingresó al Congreso en 2016, incluso llegaron a darle dictamen, hasta que finalmente ahora llegó al recinto.

Sobre todo agradeció a “las organizaciones sociales que pusieron en agenda esta ley que permite actualizar la Ley 23.798, que fue muy importante allá por 1990, pero que 30 años después es necesario modificar”.

“Hablar de VIH sida es hablar de una pandemia que se ha extendido por más de 40 años, que no siempre ha estado en el debate público, y ha costado 36 millones de vidas”, destacó la diputada rosarina, que apuntó que hay más de 37 millones en todo el mundo. 140 mil personas viven en Argentina con VIH, a las que se suman cada año 4.500 personas que contraen la infección por VIH.

Por su parte, la diputada Gailard destacó que el proyecto «viene a proponer un paradigma distinto» al implicar «un enfoque de derechos humanos y un abordaje integral”. La legisladora también destacó que la nueva norma “tiene un capítulo muy importante relacionado con las jubilaciones y las pensiones”.

“Necesitamos un Estado presente, que garantice que estos derechos estén cubiertos. Las personas que sufren VIH tienen un envejecimiento precoz por la toxicidad de las drogas del tratamiento”, dijo.

Por su parte, el diputado del Frente de Todos Daniel Gollan, ex ministro de Salud nacional y bonaerense, afirmó que la ley «viene a reparar un montón de cuestiones que tienen que ver con la protección integral de la salud, pero con una visión social de la medicina; de lo legal y de lo previsional».

Desde Juntos por el Cambio, la diputada Graciela Ocaña expresó su felicitación a «las organizaciones como a los autores de esta ley por su elaboración, su pelea, su lucha por instaurar esta discusión en el Parlamento». «Hoy, con este dictamen, seguramente vamos a tener la media sanción de la ley”, afirmó.

En tanto, también desde JXC pero del espacio Evolución Radical, Alejandro Cacace señaló que «es una de esas leyes que no solo importan por lo que regulan sino que también importan por lo que simboliza y significa».

«Y esta es una ley que viene a actualizar la regulación de la Ley 23.798 y a marcar que donde hubo discriminación, donde hubo perjuicio, donde hubo no reconomiento de derechos y donde hubo persecución acá viene un Estado a estar presente y decir frente a eso que acá hay derechos y reconocimiento y esa es la gran noticia”, señaló el legislador neuquino.

Por el Frente de Izquierda y los Trabajadores, la diputada Myriam Bregman sostuvo que “en Argentina hay 500 mil personas que tienen hepatitis B o C, otras 140 mil viven con VIH». Y concluyó: «Miren si esta ley no será urgente, que cada día mueren 13 personas por causas relacionadas con VIH o hepatitis”.

QUÉ DICE EL PROYECTO DE LEY

La iniciativa, que ahora tiene media sanción, promueve garantizar el acceso universal y gratuito al tratamiento, tanto en prestadores públicos como privados, para todas las personas expuestas o afectadas al VIH, las hepatitis virales, otras ITS y la tuberculosis; promover las campañas masivas de difusión, testeo y prevención de contagios; aumentar la capacitación e investigación; y crear una comisión nacional interministerial e intersectorial con representantes de la sociedad civil.

Además legisla la creación de un régimen de jubilación especial, de carácter excepcional para quienes transiten las enfermedades de VIH y hepatitis B o C, así como una pensión no contributiva de carácter vitalicio, para quienes se encuentren en situación de vulnerabilidad social.

Quienes acrediten al menos 10 años desde el diagnóstico de la enfermedad y 20 años de aportes jubilatorios, pueden solicitar la jubilación a partir de los 50 años de edad.

El proyecto también implica la capacitación, investigación, difusión de campañas masivas y la conformación de una Comisión Nacional de VIH, Hepatitis Virales, otras ITS y Tuberculosis, integrada de forma interministerial e intersectorial por representantes de los organismos estatales, sociedades científicas y organizaciones de la sociedad civil con trabajo en estas patologías. La integración de esta Comisión deberá ser determinada por vía reglamentaria garantizando representación federal y de géneros.

Además, propone generar un Observatorio Nacional sobre Estigma y Discriminación con el objetivo de visibilizar, documentar, disuadir y erradicar las vulneraciones a los derechos humanos de las personas afectadas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here