Cristina Fernández aseguró que la Patria «no es una cuestión de ideología»

0
38

L a vicepresidenta de la Nación y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, encabezaron un acto en el Congreso en honor a los veteranos de Malvinas.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó que en «la defensa de los intereses de la patria no hay una cuestión de ideología» y llamó a diferenciar «las disputas políticas de lo que es irrenunciable» para el país como el reclamo de soberanía sobre las islas Malvinas, al encabezar en el Congreso un homenaje a los trabajadores legislativos que hace 40 años combatieron en la Guerra con Gran Bretaña.

«En la defensa de los intereses de la Patria no hay izquierda ni derecha. A la Patria se la defiende por todos lados, por izquierda, por derecha y por el centro. Tenemos que diferenciar las disputas políticas de aquello que es irrenunciable», señaló la Cristina Fernández al hablar en este homenaje que encabezó junto al presidente de la cámara de Diputados, Sergio Massa.

La vicepresidenta afirmó además que en cuestiones de geopolítica «no hay ni buenos ni malos», y que todo se reduce a una cuestión de intereses, y en ese sentido se refirió a las políticas que aplican países como Estados Unidos.

«Antes de la Guerra, los militares pensaban que los ingleses no iban a venir a Malvinas porque algunos en Estados Unidos habían dicho que (el general Leopoldo Fortunato) Galtieri era un general majestuoso. Creían que se habían puesto del lado de los buenos y no les iba a pasar nada. No hay buenos ni malos. El mundo es una cuestión de intereses», remarcó la exmandataria.

La presidenta del Senado ponderó las acciones políticas para el inicio los trabajados de identificación de los soldados caídos en Malvinas que comenzaron durante su segunda gestión como presidenta, y destacó el hecho de que el Museo Malvinas esté emplazado hoy en el predio de la ExEsma, donde funcionó durante la última dictadura militar el centro de detención clandestino más grande de la Ciudad de Buenos Aires.

Foto Prensa Diputados

Foto: Prensa Diputados.

Cristina Fernández afirmó además que la Guerra de Malvinas «puso fin al Partido Militar que había actuado en Argentina desde 1930, y aclaró que «como peronista, no puede tener un sentimiento contra» la actividad castrense.

«Ustedes (les dijo a los exsoldados presentes en el homenaje) fueron junto a las Madres de Plaza de Mayo los que parieron la democracia. Y fue Malvinas la que terminó siendo el punto final a la historia del partido militar en Argentina», sostuvo.

A lo largo de su alocución, la expresidenta recordó cómo era la vida en Río Gallegos durante la guerra y los simulacros de bombardeos que realizaba la población civil para prevenirse ante un posible ataque británico.

También contó que el 14 de junio de 1982, cuando la guarnición argentina se rindió en las islas, ella se encontraba en Buenos Aires y fue testigo de la represión que se desató contra las personas que se habían congregado en la Plaza de Mayo durante esa tarde noche.

«Quienes hicieron la Guerra de Malvinas fueron los mismos que secuestraron e hicieron desaparecer a miles de argentinos porque tenían ideas marxistas. Y cuando Estados Unidos les dio la espalda terminaron en una conferencia de Países no Alineados en La Habana y con Fidel Castro. Qué manera de correr para llegar a ningún lado», subrayó.

Massa: «Algún día va a volver a flamear la bandera argentina en las islas Malvinas»

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, afirmó que el reclamo de soberanía de las islas Malvinas debe darse «de generación en generación» y aseguró que si este mensaje se transmite de esa forma «algún día va a volver a flamear la bandera argentina en las islas Malvinas».

«Algún día va a volver a flamear la bandera argentina en Malvinas»

Massa señaló además que esta tarde que se debe pedir «perdón» por «no haber recibido como héroes en su momento a aquellos que aun perdiendo la batalla militar habían dejado todo en esas islas».

Antes de que se expresaran Fernández y Massa se entregaran las distinciones a los trabajadores legislativos combatieron en Malvinas, y el diputado del Frente de Todos por Chaco, Aldo Leiva, pidió que el reclamo por la soberanía por las islas del Atlántico del Sur sea «una política de Estado» de todos los gobiernos.

Foto Prensa Diputados

Foto: Prensa Diputados.

En un emotivo discurso, Leiva cuestionó además a las administraciones que no sostuvieron acciones para la recuperación esos territorios usurpados por Gran Bretaña desde 1833.

«No todos los gobiernos han sido capaces de reivindicar la gesta permanente y la lucha por la soberanía», advirtió y destacó el esfuerzo de la administración de Alberto Fernández para reafirmar la necesidad de un llamado al diálogo con el Reino Unido, que ocupa las islas.

Leiva sostuvo que tiene un doble sentimiento al recordar la guerra, ya que «por un lado se siente el orgullo de decir fuimos a defender a la patria e hicimos lo que pudimos y, por el otro lado, sabernos utilizados por una dictadura genocida que se estaba yendo y que pretendía perpetuarse en el poder con un tema muy caro a los argentinos», puntualizó el legislador.

«Malvinas debe ser una política de Estado, nuestro reclamo no debe cesar nunca»

A su turno, el primer soldado combatiente de Malvinas que llegó al Congreso como diputado nacional del Frente de Todos (FdT) por Chaco, Aldo Leiva, pidió que el reclamo por la soberanía por las islas del Atlántico del Sur sea «una política de Estado» de todos los gobiernos y cuestionó a las administraciones que no sostuvieron acciones para la recuperación esos territorios usurpados por Gran Bretaña.

Foto Prensa Diputados

Foto: Prensa Diputados.

Luego de pronunciar un breve discurso en el salón Azul del Senado, donde se desarrolla el acto, Leiva se fundió en un largo abrazo con la Vicepresidenta que lo observaba desde el estrado.

«Señora presidenta, yo le voy a decir Presidenta, no del Senado, para mi es mi Presidenta», subrayó el legislador y excombatiente visiblemente emocionado.

Leiva advirtió que «no todos los gobiernos han sido capaces de reivindicar la gesta permanente y la lucha por la soberanía» y destacó el esfuerzo de la administración de Alberto Fernández para reafirmar la necesidad de un llamado al diálogo con el Reino Unido, que ocupa las islas.

Foto Prensa Diputados

Foto: Prensa Diputados.

 

Foto Prensa Diputados

Foto: Prensa Diputados.

Leiva sostuvo que tiene un doble sentimiento al recordar la guerra. «Por un lado el orgullo de decir fuimos a defender a la patria e hicimos lo que pudimos y, por el otro lado, sabernos utilizados por una dictadura genocida que se estaba yendo y que pretendía perpetuarse en el poder con un tema muy caro a los argentinos».

«Es importante -subrayó- que todos los gobiernos sepan que Malvinas debe ser una política de Estado, que nuestro reclamo no debe cesar nunca para que el Reino Unido se siente a cumplir con las decisiones de los organismos internacionales que dicen que tiene que dialogar con Argentina sobre la soberanía».

La ceremonia continuaba  con la entrega de 17 diplomas a empleados parlamentarios que combatieron en la guerra de Malvinas, al cumplirse 40 años del inicio del conflicto bélico.

Un emotivo recital

 

LOS DIPLOMAS QUE EMOCIONARON A 17 EMPLEADOS Y EL RECUERDO DE LOS SIMULACROS ESCOLARES

La vicepresidenta Cristina Fernández recordó los simulacros de bombardeos que realizaban los alumnos como su hijo Mäximo Kirchner en la década del ’80 durante la guerra de Malvinas, en un acto en el Senado en el que se abrazó y conversó con empleados parlamentarios que habían combatido en el conflicto bélico.

Junto al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, la presidenta del Senado entregó 17 diplomas a empleados y se fotografió con cada uno de ellos en un colmado salón Azul del Palacio Legislativo, donde se reunieron legisladores y las familias de los homenajeados.

El acto concluyó pasadas las 19 con un festival de música en la explanada del Congreso, sobre la avenida Entre Ríos y la proyección de un mapping sobre el conflicto en el Atlántico Sur.

La anécdota de la Plaza de Mayo

La vicepresidenta comenzó su discurso en el homenaje a los exsoldados con una anécdota de su paso por la Plaza de Mayo el día en que cayó Puerto Argentino durante el conflicto bélico.

«Fue increíble haber vivido durante todo el conflicto en Río Gallegos y el 14 de junio cuando cayó Puerto Argentino estaba en Buenos Aires, había viajado con Máximo a ver a mi madre. Vine de La Plata, lo dejé a Máximo con su abuela y estaba en el estudio en cercanías de la zona del microcentro cuando una de las secretarias entró y dijo que se estaba juntando la gente en Plaza de Mayo y ahí no lo dudé un instante», recordó.

«A eso de las 6 de la tarde, la plaza era un solo grito y ahí empezamos a correr gaseados y a llegar a la (avenida) 9 de julio. Fue una vivencia personal muy particular», repasó.

La entrega de 17 diplomas

La entrega de diplomas de reconocimiento incluyó a 17 empleados que desde hace años se desempeñan en diferentes áreas del Congreso de la Nación.

Se trata de José Rodríguez, Eduardo Afonso, Marcelo Asensio, José Lovey, Daniel Luque, Marcos Marabi, Guido Morales, Ernesto y Marcelo Paz, Jorge Quiroz, Carlos Roggero, José Tapponier, Jorge Toledo, Guillermo Valiña y Roberto Visgarra, Norberto Claps y Manuel Daer.

Los homenajeados subieron al escenario donde recibieron un cuadro con el diploma de reconocimiento de parte de la vicepresidenta y de Massa e intercambiaron anécdotas con los funcionarios sobre su experiencia en la guerra.

El regalo al Presidente en su cumpleaños

Fernández de Kirchner relató esta tarde que envió al presidente Alberto Fernández, quien hoy cumplió 63 años, un libro sobre la historia de la política económica de la presidencia de Raúl Alfonsín, «Diario de una temporada en el quinto piso», escrito por el exfuncionario Juan Carlos Torre.

«Hoy se lo mandé de regalo al Presidente para que después la vocera (por la portavoz Gabriela Cerrutti) no diga que no le regalo nada por el cumpleaños. Es muy interesante y de una extraordinaria actualidad, porque después el lunes dicen ‘miren si será mala la vicepresidenta que no le regala nada'».

La vicepresidenta bromeó con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, al recriminarle que aún no había leído el libro y explicó que hay «una crónica en el libro que no tiene desperdicio y tiene que ver con esto de los conceptos empaquetados que le venden a los argentinos y a las clases dirigentes».

telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here