Cómo sería «Sur», la moneda común que planean Argentina y Brasil

0
38

Tras el adelanto de los presidentes Alberto Fernández y Lula Da Silva, el ministro de Economía argentino, Sergio Massa, confirmó el proyecto que intentaría contar con la adhesión de otros países de la región. El objetivo es impulsar el comercio regional y reducir la dependencia del dólar.

El ministro de Economía argentino, Sergio Massa, confirmó que el proyecto de una moneda común entre Argentina y Brasil avanzará esta semana, el trabajo preparatorio podría ser anunciado este martes en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Así lo afirmó el ministro al Financial Times, el diario inglés informó que el enfoque inicial será una nueva moneda, que Brasil sugiere llamar «sur» (sur), y que funcionaría en paralelo al real brasileño y al peso argentino.

De todas formas, la misma no solo abarcaría a Argentina y Brasil, sino que se intentaría contar con la adhesión de otros países de la región. El objetivo es impulsar el comercio regional y reducir la dependencia del dólar estadounidense, explicó el ministro.

Ayer se conoció la confirmación de la nueva moneda por parte de los presidentes Alberto Fernández y Lula Da Silva, que juntos hicieron una publicación en el Perfil, sobre los temas que tratarán en la reunión bilateral de este lunes en la que se espera firmen acuerdos respectoa diferentes aréas.

“Habrá… una decisión de comenzar a estudiar los parámetros necesarios para una moneda común, que incluye todo, desde cuestiones fiscales hasta el tamaño de la economía y el papel de los bancos centrales”, adelantó Sergio Massa.

Al respecto señaló que “sería un estudio de mecanismos de integración comercial”, pero aclaró: “No quiero crear falsas expectativas, es el primer paso de un largo camino que América Latina debe recorrer”.

De acuerdo a las estimaciones del Financial Times, una unión monetaria que cubriera a toda América Latina representaría el 5% del PBI, mientras que el euro, abarca el 14% del PBI mundial medido en dólares.

Otra de las cuestiones que se abordó es la posibilidad de, una vez activa esta iniciativa, generar un swap entre pesos y reales para compensar los déficit comerciales que puedan existir en la balanza bilateral. Esto implicaría que el Gobierno no gaste dólares de las reservas para el pago de importaciones provenientes de Brasil.

Desde el país vecino aclaran que la idea es establecer una moneda común para operaciones comerciales: «No se está hablando de una moneda única, sino de una común cuyo objetivo central es poder compensar el comercio en una moneda que hasta podría llamarse Sur, hay un proyecto por ahí», aseveró el diplomático Martínez Pandiani en declaraciones a Télam Radio recientemente.