Alberto Fernández asumirá la presidencia del Mercosur el próximo martes

0
69

El Presidente llegará a Montevideo el próximo martes para asumir la presidencia pro-témpore del Mercosur con el desafío de reimpulsar el desarrollo de las cadenas de suministros internas.

El presidente Alberto Fernández asumirá el próximo martes la presidencia pro-témpore del Mercosur con el desafío de reimpulsar el desarrollo de las cadenas de suministros internas, mientras que se espera  la asunción de Luis Inácio Lula da Silva, un hecho que cambiará los equilibrios y la mirada respecto del comercio con otros actores nacionales o plurinacionales.

Alberto llegará el martes a la capital uruguaya para reivindicar que el Mercosur no es un ámbito menor para la Argentina, sino todo lo contrario. El país encuentra allí  su principal instrumento de inserción económica internacional y constituye una verdadera política de Estado.
La cumbre de Montevideo, que comenzará el lunes con el encuentro de cancilleres, es la última de la era del ultraderechista Jair Bolsonaro -quien probablemente no asista al encuentro- y la previa al nuevo Mercosur: un Brasil que acompañará el relanzamiento interno del bloque que pretende la Argentina y que, en la misma línea que propone el país argentino y buscará relaciones comerciales «inteligentes» con terceros.

URUGUAY Y EL CONFLITO CON SUS SOCIOS DEL MERCOSUR

El Gobierno uruguayo anunció esta semana su intención de sumarse al Acuerdo Transpacífico, que integran países como Perú, Nueva Zelanda y Australia, un gesto que obtuvo una queja formal de sus tres socios comerciales. Argentina, Brasil y Paraguay lo calificaron de «unilateral» y contradictorio con los estatutos que rigen las relaciones dentro del bloque regional.

No es la primera vez que el país uruguayo  realiza ese tipo de movimientos: en 2021, durante una cumbre virtual a causa de la pandemia de coronavirus, el presidente Luis Lacalle Pou acusó al Mercosur de ser un «lastre» para los intereses de su país; mientras que días antes de la última reunión celebrada en Asunción confirmó su interés de firmar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China.

«Más allá de que va en contra del tratado fundacional, hay una especie de modus operandi. La cancillería uruguaya hace estos anuncios que hacen mucho ruido, pero después pasan los días, los meses y no presentan nada más. Quizá, en el fondo, todo sea un posicionamiento de Lacalle Pou ante la opinión pública uruguaya», explicó una fuente especializada en Mercosur a Télam.

En ese contexto el presidente argentino llegará a la titularidad del Mercosur y se espera, que cuando asuma Lula el próximo enero,  encuentre en Brasil su mayor aliado.