La sequía afectó las plantas jóvenes de yerba mate y su consecuencia en la producción para consumo se notará el año próximo

0
54

El productor agropecuario y consejero de Cooperativa Liebic productora de “Playadito”, Esteban Fridlmeier, en diálogo con La Mira Central aseguró que la sequía y las altas temperaturas de enero y febrero causaron grandes daños en la totalidad de las plantas jóvenes de yerba mate que se cultivan al sur de Misiones y en los departamentos correntinos de Ituzaingó y Santo Tomé. 

Al respecto, dijo que las pérdidas de materia prima impactarán en la producción para el consumo del año que viene, y no descartó una variación en el precio del kilo a partir de una posible escases.

En la comunicación telefónica, Fridlmeier aclaró que las extensas plantaciones de yerba mate en Corrientes no fueron alcanzadas por los incendios forestales, aunque mencionó que sí sufrieron grandes pérdidas a consecuencia de la ola de calor y la extrema sequía en los primeros meses del año, cuando los cultivos jóvenes empiezan a desarrollar su potencial productivo a través del sistema radicular.

“La sequía hizo destrozos en nuestras chacras, sobre todo en aquellas plantas jóvenes que fueron sembradas desde el 2009 hasta el año pasado, las cuales no tienen la suficiente fortaleza para pelearle al calor y la falta de agua, como sí la tienen aquellas adultas de 20 a 40 años, que pueden subsistir a las inclemencias desfavorables”, explicó.

Y agregó: “Estas hectáreas de plantaciones quedaron diezmadas. El calor hizo mucho daño y su impacto en la producción de materia prima, para elaborar el producto que llega en góndola luego de un largo proceso, recién se notará el año que viene, cuando tengamos determinado el cierre de la zafra y la cantidad de disponible”.

Para este año, el entrevistado mencionó que hay suficiente stock para satisfacer la demanda interna y de exportación, sin riesgo de desabastecimiento: “La incógnita está para el 2023, por el momento hay disponible y está garantizado el abastecimiento para el consumo nacional de yerba. Oferta habrá, quizás un poco menor a la acostumbrada, pero no tendrá un impacto significativo”, indicó.

Aunque, remarcó que en el próximo periodo de rotación productiva, el mercado interno podría sufrir una escases de yerba mate con resultados desfavorables para los precios minoristas. “Si hay escases, seguramente los precios subirán un  poco; sin embargo, nuestra cooperativa tiene para hacer frente con la elaboración de yerba para el mate o el tereré. Aún hay reservas para sostener la dinámica productiva, el problema lo vamos a tener el año que viene, con las pérdidas de materia prima que tuvimos por la sequía o la ola de calor”, puntualizó.

Por último, el consejero de Cooperativa Liebic que produce la tradicional marca Playadito desde la localidad correntina de Ituzaingó, comentó que los pequeños y medianos productores agropecuarios que fueron afectados por los incendios y la sequía en la provincia, todavía no recibieron asistencias económicas o financieras de organismos nacionales, con programas específicos de recuperación productiva.

“Estamos en una situación de catástrofe y sin ayuda precisa para hacer frente a las pérdidas. Se habló de créditos blandos del Banco Nación y una actuación de oficio de AFIP para prescindir de pagar impuestos pero sólo fueron promesas. No se precisó cómo se va a instrumentar la ayuda ni cuándo. No hay nada concreto, en definitiva”, aseguró.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here