ATE se reunió con directivos de Dioxitec

0
77

El viernes pasado se reunieron en forma virtual autoridades de ATE con directivos de la Empresa Dioxitek en el marco de la reactivación de las obras de la planta de Formosa y con motivo de coordinar la soberanía entre las empresas del sector nuclear de la Argentina y sus trabajadores.

Participaron Hugo “Cachorro” Godoy, secretario general de ATE Nacional, Néstor Vázquez y Fabián Sinsig por ATE Formosa, secretario general y de comunicación respectivamente. Además estuvieron Pablo Sánchez, delegado general de ATE en Dioxitek en Capital Federal y trabajador de las celdas radioquímicas de Cobalto-60 y Gustavo Alvarado referente de ATE en Dioxitex Formosa, entre otros.

Por el lado de la empresa participó su Presidente Santiago Sartori,  quien expresó el objetivo de llevar adelante un trabajo coordinado entre la empresa, que es la que produce el dióxido de uranio en el país, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), organismo madre de toda el área nuclear de la Argentina, y sus trabajadores y trabajadoras.

Godoy compartió las perspectivas de soberanía que ATE y la CTA Autónoma reivindican en materia energética. En ese sentido se charló sobre la campaña ‘Volver a Savio’ y las recientes iniciativas en Tucumán y en el NOA para promover la industrialización en territorio de origen como un factor de generación de soberanía.

Uno de los ejes principales de la reunión fue la incorporación de delegados y afiliados de ATE en el nuevo proyecto de un polo científico-tecnológico industrial en la provincia de Formosa. El eslabón más avanzado del proyecto, la Nueva Planta de Uranio (NPU), va a tomar la tarea del procesado del polvo de uranio, que luego se sinteriza para conformar una pastilla en la planta de Ezeiza, en donde la CNEA ha sido promotora y desarrolladora de la tecnología necesaria para realizar dicho proceso. Esas pastillas luego van a la central nuclear. Es decir, la NPU será una parte esencial de la fabricación del combustible para las tres centrales nucleares de la Argentina. También se charló la relación de Dioxitek con la flamante empresa estatal IMPSA.

Actualmente, la planta de Córdoba aporta al ciclo de combustible nuclear: Allí se trabaja con el polvo de uranio, que luego se compacta para ejercerle un tratamiento térmico para formar la pastilla de combustible. La NPU de Formosa va a ser muy moderna: Se trata de un gran proyecto del área nuclear que va a tomar las mismas tareas que actualmente toma la planta que se encuentra en un barrio residencial en Alta Córdoba.

En muchos proyectos la coordinación entre organismos y trabajadores es fundamental: Por ejemplo, se mencionó que la semana entrante se exportarán fuentes de Cobalto-60 para medicina nuclear a Chile, en un área que tuvo su inicio en la CNEA.

Vázquez mencionó de fundamental importancia que los trabajadores sean protagonistas en el desarrollo nuclear argentino. En la misma línea Sinsig valoró la posibilidad de un dialogo tan necesario y fructífero como este, muestra clara de la madurez política que está alcanzando la argentina, sostuvo.

omo apuntalamiento para el desarrollo gremial en la NPU de la provincia. La reunión también contó con la intervención del, que saludó la iniciativa y el encuentro, así como la diversidad de matices que enriquecen al sindicato.

Tomaron la palabra también Luciano Fernández, secretario gremial de ATE Capital Federal, Rodolfo Kempf, coordinador del área de Energía y Producción de ATE Nacional,  Santiago Conde, delegado de ATE Dioxitek de la Provincia de Buenos Aires Gustavo Alvarado, quien sostuvo la necesidad de continuar este dialogo con el gobierno de la provincia y el municipio local.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here