La UOM inició un paro de 72 horas y Paolo Rocca amenazó con los «240 mil de presentismo» que se pierden

0
13

La UOM ha expresado su descontento ante lo que denominan una «paritaria empantanada». Para el CEO de Tenaris y líder del Grupo Techint la situación «no ayuda a nadie».

La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) ha dado inicio a un paro nacional de 72 horas en el sector siderúrgico, afectando específicamente a las plantas de Acindar y Tenaris. Esta medida se ha tomado debido a la falta de acuerdo en las negociaciones salariales con la Cámara del Acero, en el marco de la rama 21 del gremio.

La determinación de llevar a cabo esta medida de fuerza se respalda en la continuidad del plan de lucha impulsado por el sindicato, el cual fue ratificado en un Congreso Siderúrgico realizado recientemente en San Nicolás, donde estuvo presente el secretario general Abel Furlán.

El objetivo principal detrás de estas acciones es la búsqueda de mejoras salariales para los trabajadores del sector. La UOM ha expresado su descontento ante lo que denominan una «paritaria empantanada», enfatizando en la necesidad de alcanzar un acuerdo que no perjudique a los empleados frente a la devaluación y la inflación.

Según las declaraciones de Abel Furlán, secretario general del gremio, las negociaciones han estado en curso desde diciembre, pero la falta de avances ha llevado a la decisión de llevar adelante estas medidas de protesta.

En respuesta a esta situación, Paolo Rocca, CEO de Tenaris y líder del Grupo Techint, ha expresado su preocupación por el conflicto, señalando que los paros afectan no solo la relación con los clientes de la empresa, sino también a las familias de los trabajadores. Rocca resaltó que en un contexto económico tan delicado como el actual, es fundamental aumentar las exportaciones y mantener la operatividad de la empresa para preservar el empleo.

 “Estamos hablando de $240.000 entre presentismo y los días de trabajo de un salario promedio. Es algo que no ayuda a nadie”, advirtió Rocca.

En este sentido, los tres días de paro representan una pérdida significativa en el poder adquisitivo de los trabajadores, lo que complica aún más la situación económica. Rocca destacó la necesidad de encontrar soluciones que permitan superar este conflicto y seguir operando de manera efectiva en medio de la crisis económica que atraviesa el país.

 

Déjanos tu comentario