La continuidad del DNU: Un ajuste neoconservador en marcha – Por Raúl Ayala

0
4

A pesar del revés sufrido en la Cámara de Diputados con la caída de la Ley Ómnibus, las medidas contenidas en el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 70/2023, emitido por el presidente Javier Milei, siguen vigentes y representan el núcleo del ajuste económico de shock neoconservador, la desregulación de la economía y el desguace del Estado.

El DNU 70/2023, titulado «Bases para la Reconstrucción de la Economía Argentina», consta de 366 artículos y 83 páginas, y presenta más de 300 medidas destinadas a desregular la economía y privatizar empresas estatales, entre otras acciones. Desde la derogación de leyes como la de Alquileres y la del Compre Nacional hasta la transformación de empresas del Estado en sociedades anónimas para su posterior privatización, estas medidas tienen un impacto significativo en diversos aspectos de la vida económica y social del país.

A pesar de que algunas de estas medidas han sido objeto de amparos y decisiones judiciales que han suspendido su aplicación, otras áreas continúan siendo afectadas.
Por ejemplo, el capítulo laboral del DNU ha generado numerosas críticas y acciones judiciales, con medidas cautelares y un fallo de fondo contra fragmentos del decreto iniciadas por diferentes sectores sindicales y organizaciones laborales.

Otras áreas afectadas incluyen la extranjerización de tierras, las Sociedades Anónimas Deportivas, y el Instituto Nacional de la Yerba Mate, entre otras. Aunque existen cautelares contra ciertos aspectos del DNU, su vigencia parcial sigue generando preocupación en la sociedad y plantea desafíos significativos para el tejido social y económico del país.

Es imperativo que la ciudadanía esté alerta y exija transparencia y responsabilidad por parte de las autoridades en la aplicación de estas medidas.
También que se exija a las autoridades del Senado y de Diputados la urgente convocatoria a la comisión bicameral que analiza los decretos de necesidad y urgencia, para que emita dictamen y se aborde por su aprobación o rechazo. Lo contrario es mantener la vigencia del DNU 70/23 y permitir que Milei continúe gobernando por decreto.

El futuro de Argentina está en juego y es responsabilidad de todos defender nuestros derechos y valores democráticos.

El compromiso por una Argentina justa, equitativa y democrática continúa, y debemos permanecer unidos porque el ajuste mileista recién comienza.

Déjanos tu comentario