«Homofóbico, misógino y negacionista»: las polémicas declaraciones del biógrafo de Milei

0
16

Reconocido por el Presidente con elogios, Nicolás Márquez escribió junto a Marcelo Duclos un libro que se refiere a la vida de Milei. Ahora dejó mucho que hablar con declaraciones misóginas, negacionistas y homofóbicas.

 

Una nueva polémica ha suscitado en el entorno de Javier Milei. Es que las declaraciones de Nicolás Márquez, biógrafo y amigo cercano del presidente libertario, dejaron mucho que hablar.

En una entrevista concedida a Ernesto Tenembaum en su programa de Radio con Vos, Márquez expresó opiniones que causaron revuelo y rechazo por parte de diversos sectores. Entre sus palabras, destacan sus comentarios sobre la homosexualidad, en los que equipara a las personas homosexuales con la palabra «invertidos» y las califica de tener una «conducta insana y autodestructiva». Además, niega la existencia de la homofobia y cuestiona el término en sí mismo, argumentando que es un invento reciente con connotaciones peyorativas.

”La homofobia no existe. La fobia es una enfermedad, un desorden psiquiátrico. La homofobia es un invento idiomático que se incorpora en la RAE en 2015, que tiene un carácter peyorativo e insultante, y patologizante de todo aquel que difiere con la ideología de género. No existe la homofobia en ningún manual de psiquiatría”, disparó al utilizar las palabras «homosexual» e «invertidos» como sinónimos.

Márquez también negó crímenes cometidos durante la última dictadura militar en Argentina, como las apropiaciones de bebés y las violaciones de mujeres detenidas, y calificó de «ilegal» el Juicio a las Juntas realizado en 1985. ”El Juicio a las Juntas fue ilegal”, aseguró.

Y agregó: ”No sé por qué tanto ensañamiento con el gobierno militar, cuando hubo un montón de dictaduras militares, empezando por la de Perón, que fue una dictadura totalitaria. Es bastante más grave».

«El peronismo no fue una democracia. El gobierno militar no quebró el Estado de derecho, no había Estado de derecho el 24 de marzo de 1976 (…) Cuando los guerrilleros eran colocados en cárceles comunes, los que estaban afuera atacaban esas unidades penales y generaban fugas permanentes. Así le estás dando información al ejército enemigo de dónde estaban tus propios guerrilleros detenidos. Se aplica en la jerga militar el LRD, que es el ‘lugar de reunión de detenidos’, donde los tenés, pero no le das información al bando enemigo”, expresó.

Déjanos tu comentario