Viviendas del IPV en total estado de abandono en el barrio Monteagudo contrasta con el déficit habitacional

0
89

El predio con un centenar de viviendas sin adjudicar a familias sin techo está ubicado detrás del barrio Antenor Gauna y a sólo una cuadra del nuevo cementerio municipal del Circuito Cinco. Por el avanzado estado de abandono muchas de las casas están sin aberturas, con los vidrios rotos, rodeadas de malezas y hasta con árboles que crecieron en sus compartimentos interiores. 

En un informe periodístico que realizó el móvil de exteriores de la Mira Central este viernes a la mañana desde el barrio Monteagudo, en el sector de viviendas abandonadas del IPV, a pocas cuadras del cementerio nuevo del Circuito Cinco y lindante a la estancia San Miguel, se observó un centenar de casas deterioradas y deshabitadas en más de cinco cuadras de recorrido, con lo paradójico que todas se encuentran equipadas con tanque de agua, sanitarios, puertas y ventanas,  pintadas y listas para adjudicar, en un circuito de infraestructura urbana acondicionada para ofrecer soluciones habitacionales a familias sin techo de la ciudad de Formosa.

 

 

Para tomar dimensión del tiempo que están abandonadas las viviendas en este sector de la Capital y como para graficar el avanzado estado de deterioro en sus infraestructuras, en varias de ellas, crecieron plantas e incluso árboles de grandes dimensiones con ramas que salen desde el interior a través de las ventanas y puertas.

A simple vista, las viviendas del IPV que aún no fueron adjudicadas por una decisión de agenda oficial, y que presentan condiciones mínimas y elementales para ser habitadas, como tanque de agua, puertas y ventanas de algarrobo, sanitarios y griferías, tendido eléctrico y cuneteo, se observa que varias sufrieron hechos de vandalismo y el robo de aberturas que en el mercado local tienen un alto valor económico.

Vecinos con viviendas lindantes al terreno sin ocupar,  manifestaron a La Mira Central que las casas construidas por distintas empresas contratadas por el IPV están sin ningún mantenimiento o cuidado desde hace por lo menos cinco años, y con todos los servicios básicos para ser acondicionados para las familias.

“Se está viniendo todo debajo. Recuperar estas viviendas para luego ser entregadas va llevar tiempo y mucha plata nuevamente. Es una lástima que sigan abandonadas de esta manera cuando hay muchas personas que el año pasado cortaban rutas por un techo o módulo”, lamentaron frentistas del predio, en diálogo con el cronista de La Mira.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here