Visiones sobre la difícil tarea de informar

0
44

Con motivo de la celebración del Día del Periodista los conductores de FM La Mira de la Red Privada de Comunicación protagonizaron en la noche del martes un intercambio de ideas con los periodistas Coco (Juan Ramón) Altamirano; Raúl Ayala y Roxana Caballero. Hubo mucho análisis de la situación actual, opiniones sobre los sesgos que imponen las diversas alineaciones políticas y la tan mentada grieta a la que es sometida la actividad mediática por el peso de la política y el financiamiento oficial.

Mirco Garrido, Fernando Pisciottano y Héctor Acosta también aportaron sus particulares visiones de la vida periodística, al fin y al cabo también lo son.

Como toda tertulia entre colegas periodistas la charla puede pasar de un tema a otro en menos de un segundo y armar una crónica organizada sobre lo que habla y lo que se expone.

Vale consignar que los perfiles de los entrevistados son disímiles, por formación por trayectoria dentro de los medios y por ser comunicadores que tienen orígenes diferentes.

 

La gente marca la agenda

El primero fue Coco Altamirano responsable del sitio noticiasformosa.com quien dejó en claro su posición respecto a la necesidad de sólo exponer a la gente como protagonista, para que ella arme la agenda de los temas de interés, que la mas de las veces, está alejada de las pretensiones del periodista.

“Los periodistas tenemos una misión diaria de informar con veracidad y tenemos el control diario de los lectores, oyentes, televidentes”, respondió a la primera pregunta y destacó “tenemos una elección cada día” y al mismo hay “una urna del voto de la gente todos los días que se traduce en rating, repercusión o imposición de una agenda” a diferencia de los políticos que “tienen una urna cada cuatro años, los periodistas hoy con las redes sociales tenemos a cada hora una urna que te dice estás bien o estás mal”

Resaltó que la interactividad a través de las redes sociales “Hoy la gente te controla, antes hacíamos radio y no sabíamos cuántos nos escuchaban, publicábamos una nota en el diario y no conocíamos cuántos nos leían o la opinión del oyente o del lector. Hoy la inmediatez hace que juzguen al medio a cada hora y todos los días. Algo que está muy bien”.

Con esa exposición afirmó que más allá de la propuesta del medio o del periodista la credibilidad es la herramienta más certera porque “vos podes decir lo que quiera en TN, C5N, Infobae donde fuera pero, de ahí a que te crean; hay una gran distancia”.

Indicó que “todo tiene que ver con los años que respaldan al medio o al periodista. Si vos siempre dijiste la verdad te van a creer si siempre dibujaste si siempre mentiste el día que digas la verdad no te van a creer”.

También hablo del escándalo de esta semana y para Altamirano “El oficialismo esta todavía algunos años atrás en el manejo de las formas de comunicar. Porque lo que ocurrió el sábado con Leo Fernández Acosta y Julieta González,  fue la diputada Parola quién le dio más trascendencia a ese tema al salir a pegarle y calificar a los periodistas y eso opacó el discurso de Gildo Insfrán en el Operativo Por Nuestra Gente Todo”.

“La agenda la maneja la gente, ni el gobierno ni las redes sociales ni los periodistas” y eso se nota porque en Noticias Formosa “la nota del festival organizado por Lázaro Caballero fue la más leída de la semana”.

Afirmó que hay una evolución constante y hubo mucho cambio en las formas de comunicar el desde la pandemia a esta parte y a lo que va cambiar de ahora al año de las elecciones es mucho.

En cuanto al respeto que se le debe a los periodistas afirmó: “Si hay falta de respeto es porque nos dejamos. Si nos están faltando el respeto es culpa nuestra, no busquemos las culpas afuera, si nos están bastardeando y nos quedamos callados es problema es nuestro y en todos los órdenes de la vida ocurre eso”.

 

Periodismo partidizado

Para Raúl Ayala quien inició en el periodismo gráfico y actualmente conduce programas radiales y trabaja en prensa institucional, hay una división entre los medios, tanto a nivel nacional como provincial y aseveró que “todo está partidizado. Lamentablemente son pocos los medios que alientan y sostienen la diversidad de opiniones y las miradas distintas que tienen los periodistas sobre distintos temas y sostener la verdad de un hecho” y en ese punto destacó el rol que cumple Radio la Mira, medio en el que trabaja.

“Si vemos al periodismo nacional está dividido en dos grandes bloque, la oposición y al oficialismo a nivel provincial se repiten las mismas cosas, desde los medios gráficos se ve la diferencia editorial entre los cinco medios”, reflexionó. En referencia a los diarios que se editan en Formosa.

“También se ve la mano de quien sostiene detrás que es el aporte del gobierno provincial. Cinco diarios no se sostienen en esta provincia con el nivel de salario, necesidades que existen tampoco la cantidad de radio que hay se van  sostener sin aporte estatal”, agregó

Informó que forma parte del Staff de prensa de la administración municipal y que para avanzar en materia de comunicación institucional hizo un diagnóstico, un mapa de medios con datos sobre el nivel de audiencia, a quién se lee o qué alcance tiene determinada radio”.

Después analizó la situación laboral de los periodistas que trabajan en esos medios y afirmó “salvo excepciones están totalmente precarizados en cuanto a lo laboral, los que tienen la suerte de estar en blanco no perciben sus haberes según la escala salarial establecida en los convenios que firma la FATPREN y las cámaras que nuclean a los empresarios de medios”

Cuestionó la eterna postura de los empresarios de medios que cuando hablan de cuestiones salariales “siempre dicen que van a perdida en todos los diarios, sin embargo a los dueños de empresas periodísticas les va muy bien, salvo tu caso”, en alusión a Garrido.

Afirmó que “hay periodismo partidizado y divisiones hasta en medios financiados por distintos sectores de poder dentro del propio gobierno y que defienden lo suyo y atacan los intereses de otro dentro del peronismo”.

“Acá se opina, nada más, y los hechos no aparecen. Se muestra un determinado hecho y aparecen múltiples interpretaciones hay opiniones que pesan más que otras”, señaló para admitir que “Hay por supuesto excepciones gente que se anima a plantearse las cosas de otro lugar, y confrontar con la partidización del periodismo”.

En ese punto coincidió recordó que en Argentina el análisis debe partir con el “presupuesto esencial que el periodismo en Argentina nace partidario. La Gazeta tenía la misión de difundir las ideas revolucionarias en el contexto de 1810” y que “a la vuelta de los siglos se malinterpreta por eso hay que tener en cuenta el contexto histórico”

Afirmó que “una cosa no quita la otra, podés ser periodista de determinado pensamiento político y no disfrazar como si fueras independiente de un determinado poder o línea de pensamiento, porque uno mira las cosas a través de ese cristal”.

Siguiendo con la explicación histórica destacó que “la noción de independencia aparece con las democracias consolidadas, con sus tres poderes instituidos, específicamente del Poder Ejecutivo en nuestro caso de quien ejerce el poder de gobierno y el medio debe ser autónomo financieramente para que no dependa de ese gobierno”

“La función del periodismo en democracia es mostrar qué es lo que el gobierno no está haciendo o hace mal, se supone que el gobierno tiene que cumplir determinado requisitos para los cuales debe funcionar”, indicó para agregar “Si mantenés la distancia del gobierno de turno preservas  esa independencia; si sos solventado por ese gobierno si te condiciona la línea editorial y salís en defensa es otra cosa”.

Resaltó además que “El periodismo vive el día a día. Sufre la inflación tiene sueldos que no alcanzan, y además trabajamos en algo que no son empresas como una carnicería que cierra  a las 20 y abre al otro día”.

En cuanto a la cuestión de género destacó que en las diferentes experiencias laborales en las empresas y entidades que desempeñó labores periodísticas siempre hubo un trato de igualdad, y “tuve y tengo colegas mujeres que son excelentes profesionales y eso se da en los medios locales mucho antes de que comience toda la ola de reivindicaciones que conocemos ahora”.

 

Manipulación y posverdad

Con inicio profesional en los medios en Pirané Roxana Caballero tuvo la responsabilidad de responder sobre la cuestión de género para el desarrollo del oficio. “Nunca lo analice desde ese lado. Yo comencé a trabajar el 22 de mayo de 2000, cuando me entregaron mi primer carnet de cronista, en el grupo de medios Horizonte y luego fui conductora de noticiero en el cable y la radio, y desde ahí me quede del lado del periodismo”.

Desde ese lugar afirmó que siempre tuvo “la vocación de intervenir, involucrarse y sobre todo aportar esa curiosidad de aclarar las cosas y mantener esa necesidad de que a la población le llegue la información que sea algo más que un servicio”.

“Ejerzo mi tarea desde un lugar profesional que significa actualizar, interactuar con lo que parece un proceso de aprendizaje y enseñanza y sobre todo en el respeto hacia quienes nos escuchan, nos ven o nos leen, indicó.

Respecto a la cuestión de género afirmó que “En ese camino y esfuerzo cotidiano nunca me sentí menoscabada ni menospreciada. Siempre fui valorada por mis compañeros, nunca estuve a la defensiva nunca me pregunte si por ser mujer tendría limitaciones y siempre le di para adelante”.

Asimismo advirtió que como periodistas “Tenemos que ser precavidos a la hora de informar porque a veces nos utilizan tratando de hacer llegar noticias falas y manipular la realidad”.

“Uno muchas veces no conoce el trasfondo de esas cosas y en estos tiempos en las grandes estructuras que mueven muchos intereses por lo que tenemos que trabajar anclados en la necesidad de la gente y llevar en lo máximo posible la verdad”, reflexionó.

Asimismo se mostró partidaria de separar esas cuestiones que hacen que por un lado esté el profesional periodista y por el otro el medio, el trabajo o la actividad que se desarrolla. Hoy el periodista está atravesado por mucha cuestiones complicadas como el concepto de la posverdad”.

Afirmó que “esa percepción de informar; no con la idea de dar a conocer un hecho, sino para tocar las fibras emotivas, apelar a las emociones del oyente, cosa que antes no se hacía, porque te pasaban una nota informativa y actualmente hoy se construye la noticia tratando de tocar esa fibra de la sensibilidad con cuestiones que para la sociedad son sensibles y que reaccionen en un sentido u otro”

Aclaró que “en esa posverdad está el fenómeno de la fakenews en la que buscan interpelarnos y poner en valor a lo emotivo, y ya no se aspira al razonamiento. La búsqueda de la verdad, a través de las pruebas, fuentes como hubo otros momentos en que lo hacíamos”

También se cuestionó la aceleración con que se vive el trabajo de periodista “con el apuro por tener la primicia,  el estar ahí en todas las cuestiones y las más de las veces no nos damos el tiempo de analizar como profesionales, pese a que tenemos las herramientas para trabajar mejor”.

En ese punto se definió a favor de trabajar en medio de todas estas dificultades apelando a “valores éticos y profesionales, a la hora de definir la línea editorial y el perfil que queremos tener como periodistas”.

Afirmó que en medios nacionales “se ve mucho eso de ser enfático, álgidos y muchas veces destructivos a la hora de presentar la información que los convierte en representantes de esta posverdad que desdela emotividad genera la grieta el odio y no el análisis reflexivo de los hechos para sacar conclusiones”.

Por supuesto que el diálogo e interacción de los conductores de FM La Mira fue mucho más extenso, pero éste es un resumen de todo lo volcado con la idea de aportar ideas y análisis sobre lo que representa ser periodista hoy en día, desde la voz de los protagonistas que cotidianamente trabajan cruzados por las variables aquí expuestas y por muchas otras más que no se mencionaron. Feliz día a todos los colegas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here