Protestas: ¿De qué lado estás? – Por Fernando Pisciottano

0
90

EN LA ACTUAL SITUACIÓN DE REITERADAS PROTESTAS EN DIFERENTES SECTORES DEL PAÍS, EL PERIODISTA FERNANDO PISCIOTTANO PLANTEA UNA PREGUNTA SIMPLE, PERO A LA VEZ PROFUNDA Y FUERTE: ¿DE QUÉ LADO ESTÁS?

El pasado Jueves 29 de septiembre en el programa “En La Mira” emitido de 19 a 21 hs. a través de la sintonía 101.5 FM LA MIRA; el periodista Fernando Pisciottano desarrolló una editorial en base al accionar de protestantes en posición de interferir vías de circulación de transporte público, urbano, rural y comercial, con el fin de obtener respuestas por parte del gobierno a exigencias y reclamos expuestos por estos, inevitablemente ocasionando consecuencias ajenas a las intencionadas con estas acciones.

En Argentina, un país con 30 años de historia en obtención de la democracia, que en teoría es el sistema más justo y factible, aún se enfrentan problemáticas ya “comunes” o “normales” a pesar de un sistema de gobierno en el cual se supone ya no deberían seguir en vigencia.

Las estadísticas: 37% de pobreza y 9% de indigencia, aunque parecen favorables a primera vista, no representan ningún progreso, sino más bien una realidad incongruente. Un tercio de población pobre refleja una actualidad carente de seguridad, salud, educación y equidad económica.

La aprobación naturalizada del grado de violencia y perjuicio generado por las partes involucradas y discriminadas tanto objetiva como subjetivamente en estas circunstancias no parecerían favorables desde ninguna perspectiva racional ni lógica. A pesar de que, en un análisis histórico y más profundo, las partes “perjudicadas” existen o fueron beneficiadas en algún momento por las partes perjudiciales. Ejemplos: un sindicato de camioneros (perjudicados) existe en consecuencia de la ejecución de una “protesta” (perjuicio). – “Reducción de 15 a 8 horas trabajo”, “vacaciones”, “aguinaldo”, etc. Todas condiciones dadas a través de “protestas”.

¿Quizás entonces, por lógica aparente, lo racional sería aprobar un perjuicio del cual anteriormente se obtuvo un beneficio? No lo sabemos.

Podríamos, en ésta situación, recordar palabras de alguna manera impregnadas hace años en los argentinos:

“Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera. Tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea, porque si entre ellos pelean los devoran los de afuera”. ― José Hernández.