“Pilo” Cáceres: “Ganancia inesperada es un nuevo impuesto a las grandes empresas que, seguramente, se trasladará a las góndolas”

0
46

El Gobierno nacional adelantó que enviará un proyecto al Congreso para gravar la renta inesperada de grandes empresas que se beneficiaron en sus ganancias con la guerra entre Ucrania y Rusia. Sobre la iniciativa, que fue comunicada ayer por el ministro de Economía Martín Guzmán,  el supermercadista Ricardo “Pilo” Cáceres consideró que “es un nuevo impuesto a los sectores que generan trabajo en el país y que seguramente, se trasladará a los precios minoristas en góndolas”.

“Una vez más el estado trata de sacar dinero con el que trabaja, con quien produce riqueza en el país y da trabajo. Ahora, para los nuevos impuestos, le encuentran nombres espectaculares e ingeniosos, como “ganancia inesperada”, luego será la ganancia sorpresa y seguirán otras.

Lamentablemente, siempre recae en un solo sector; lo invitaría al Presidente que también colabore a la recaudación achicando sueldos de la clase política y el gasto público, así vamos a tener una Argentina mejor, no sólo la mano en el bolsilla a las empresas privadas que siguen invirtiendo en el país”, sentó posición Cáceres en diálogo con La Mira Central.

En la conferencia de prensa de este lunes a la tarde, el jefe del Palacio de Hacienda justificó el proyecto de gravar la renta extraordinaria y detalló: “hemos trazado un conjunto de criterios de base sobre los cuales se va a discutir el proyecto y que es un conjunto de empresas que tienen ganancias imponibles altas, en términos absolutos.

«Tener ganancias altas no es sólo una condición para contribuir sino que es una condición necesaria», remarcó el ministro.

En este sentido, Guzmán enfatizó que el enfoque apunta a «las empresas que tienen ganancias imponibles superiores a los 1.000 millones de pesos anuales, el cual es una porción muy pequeña de todo el entramado de empresas. En el año 2021, tan sólo el 3,2 % de las empresas tuvo ganancias que superaron los 1.000 millones de pesos».

El ministro añadió que «habrá otros criterios como que la ganancia tuvo que haber aumentado de manera significativa en el año 2022 respecto del ejercicio anterior, y además el resultado ordinario debe ser particularmente elevado en 2022 respecto de 2021».

Al respecto, “Pilo” Cáceres  remarcó que la Argentina necesita ampliar su recaudación en sectores públicos y consideró que la clase política tiene que ser una fuente de aportes en medio de la crisis económica.

“Este nuevo impuesto, al cual no nos podemos negar, porque va ser peor, ya que estamos comprometidos con nuestros empleados y proveedores, a los cuales no podemos fallarles con las obligaciones tributarias y salariales, indefectiblemente se trasladará a los precios en góndolas, y por lo tanto, el cliente, que es el último eslabón de la cadena comercial, será nuevamente el más perjudicado”, indicó.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here