Para Hryniewicz, el impuesto sobre los Ingresos Brutos “es el más recesivo y distorsivo de todos los impuestos”

0
119

El titular de la CAPYMEF, Fabián Hryniewicz, explicó en FM La Mira por qué el nuevo régimen de pago a cuenta del Impuesto sobre los Ingresos Brutos para mercaderías y productos que ingresan a la provincia con control de Rentas “es el impuesto más recesivo y distorsivo de todos los gravámenes existentes para el sector comercial. En su lectura empresarial cuestionó el alcance de la medida y afirmó que su reglamentación afectará la rentabilidad y estabilidad financiera de las Pymes en Formosa.

Este jueves a la tarde la Dirección General de Rentas de la Provincia anunció que la resolución general n° 64/21 que establece un régimen de pago a cuenta del impuesto sobre los Ingresos Brutos para los valores de los productos y mercaderías que ingresan a Formosa a través de los comerciantes locales en los diferentes rubros, comenzará a regir desde el 1 de marzo en los departamentos Formosa, Laishí, Bermejo, Pilagás y Ramón Lista.

El presidente de la  Cámara de Pequeñas y Medianas Empresas de Formosa  (CAPYMEF), Fabián Hryniewicz, afirmó que el impuesto de Rentas tendrá su impacto negativo en el costo final de la mercadería, cuando se paga por un producto a cuenta y no tiene garantía de circular con la misma recaudación.

“De todos los impuestos, éste es el más recesivo y distorsivo, porque pagando a término es del 2,4%, esa diferencia es acumulativa en la cadena de comercialización, cosa que no ocurre con el IVA, por ejemplo, porque se puede jugar con el equilibrio de la compra y la venta, o pagando la diferencia, en el caso de este impuesto es sobre los Ingresos Brutos, o sea, acumulativo.

A partir de esta actualización, por cualquier producto de la canasta básica familiar que ingrese se pagará una carga estimada de 10 a  12%. Encima, en un contexto donde la actividad todavía no repuntó en su rentabilidad, no hay fluidez comercial que permita crédito fiscal, que se forman con trasferencias y tarjetas de créditos, no tenemos esa posibilidad. Y los más perjudicaron o afectados serán las pymes o pequeños emprendimientos”, refirió el empresario.

Y añadió: “Por un lado tenemos esta obligación, en un crédito fiscal que queda inmovilizado y no sirve para el comerciante, porque ese monto de desprecia por efecto inflacionario, y por el otro el mismo Estado provincial no puede disponer de ese ingreso porque es un crédito fiscal”.