Obras formoseñas fueron galardonadas en el 23° Concurso Nacional de Obras de Teatro-Obras Breves “Teatro Abierto a nuevas miradas”

0
99
La representante provincial del Instituto Nacional del Teatro, Graciela Galeano con Carlos Leyes y Marcela Del Turco, dramaturgos formoseños ganadores del 23 Concurso “Teatro Abierto a nuevas miradas”

Piezas teatrales escritas por el dramaturgo local Carlos Leyes y la autora formoseña Marcela Del Turco resultaron galardonadas, tras conocerse recientemente los resultados del 23° Concurso Nacional de Obras de Teatro-Obras Breves “Teatro Abierto a nuevas miradas”, organizado por Argentores, el Sindicato Argentino de Autoras y Autores (SADA) y el Instituto Nacional del Teatro, en el marco de la conmemoración del 40º aniversario del legendario ciclo.

El primero obtuvo el primer lugar a nivel regional con “No me llames Lady”, mientras que la segunda fue quien escribió “Gritos sofocados”, texto distinguido conjuntamente con “No matarás” de Luigi Serradori (Corrientes) y “La sangre toda amontonada” de Daniel Sasovsky (Chaco).

El jurado, integrado por Roberto Perinelli, Susy Shock, Sandra Franzen, Lorena López y Gastón Krahulec, seleccionó veinticuatro obras que serán publicadas en formato papel y digital por la Editorial INTeatro, a la vez que se otorgarán ciento veinte mil pesos a los seis primeros premios, uno por cada región.

 

“Cruce de historias”

“No me llames Lady” es un espectáculo corto que escribí alrededor de los sucesos que motivaron “Teatro Abierto” hace cuarenta años con un gobierno militar persiguiendo, desapareciendo y matando argentinos”, comentó Leyes.

Señaló que “es una metáfora que- de alguna marera- sirve para homenajear a quienes desaparecieron, pero actualizándola a una situación como la que estuvimos viviendo con el COVID 19”.

“Tanto la pandemia ahora como la dictadura en aquel momento- resaltó- son amenazas que hacen sonar sin cesar las sirenas, ya sea las de las ambulancias o las de los patrulleros toda vez que pasan y se llevan a las personas”.

En cuanto a la trama, mencionó que “dos actrices y un actor veteranos están representando Macbeth con máscaras típicas de esta pandemia. Los tres personajes actúan para un público aparentemente inexistente en una sala que no se sabe dónde está, con el coronavirus amenazándolos desde afuera. Allí suceden cosas raras, mientras aparecen en escena claras alusiones a nuestro trágico pasado”.

“En definitiva, es un cruce de historias que transitan un recorrido emocional y profundo, a pesar del absurdo de esos actores que están haciendo teatro para nadie o mejor dicho para sus propios fantasmas, así que no voy a spoilear el final”, precisó Carlos Leyes.

 

Red sorora

Por su parte, Marcela Del Turco contó que “Gritos sofocados” es la obra que iba a participar en el Bi festival Autoras NEA “De la idea a la acción”, pero que no pudo presentarse porque una de las actrices dio positivo a COVID. Así que quedó inédita y la presenté en el Concurso.

Fue escrita en el marco del taller de dramaturgia dictado por Lázaro Mareco en el 2020, en plena pandemia, donde se gestó también el texto de Silvia Gabazza «Cruzar la calle» que tantas satisfacciones nos ha dado”.

Destacó que “la pieza cuenta desde una mirada con perspectiva de género, la historia de Olga, una mujer violentada por su marido Ramón y llevada por éste a una situación límite, que termina involucrando sin querer  a una vecina. Ambas deberán tomar una decisión de la que dependerá el futuro de las dos”.

La dramaturga formoseña indicó que “las participantes del taller – sin ponernos de acuerdo- decidimos hablar sobre lo que nos pasa a las mujeres, lo que pone de manifiesto la necesidad real de hacerlo”.

“Realmente me pone muy contenta haber aportado mi granito de arena para fomentar esta red sorora tan necesaria entre nosotras”, afirmó Del Turco.

 

El arte como resistencia

El 28 de julio de 1981 se inició el Movimiento del Teatro Abierto, una reacción cultural contra la dictadura militar argentina que tuvo una amplia influencia en la sociedad. Su irrupción y condiciones de posibilidad estuvieron signadas por un momento de aparente «liberalización» del régimen autoritario durante la presidencia de Roberto Viola. Los vaivenes del proceso de transición a la democracia que se acentuó a partir de la derrota en la Guerra de las Islas Malvinas pueden verse también en los diversos modos de organización y estéticas que el movimiento desplego en sus primeros tres ciclos (1981-1983).

Teatro Abierto fue organizado por un grupo de gente del teatro integrado por Osvaldo Dragún, Gonzalo Núñez, Jorge Rivera López, Luis Brandoni, Oscar Viale y Pepe Soriano, apoyados por Adolfo Pérez Esquivel, recién elegido Premio Nobel de la Paz y Ernesto Sabato. El movimiento se inició en el Teatro del Picadero ubicado en la cortada Rauch (hoy pje. Santos Discépolo) de la ciudad de Buenos Aires, y fue mandado a quemar por el gobierno militar. Teatro Abierto se movió entonces al Teatro Tabarís.

El ciclo se repitió en 1982, en 1983 (con el lema de «ganar la calle»), y en 1985 (el «teatrazo», con el lema En defensa de la Democracia, por la liberación Nacional y la Unidad latinoamericana). Entre las obras de aquellos ciclos (Antes de entrar dejen salir, de Oscar Viale, no pudo presentarse por complicaciones de orden técnico) pueden mencionarse Lejana tierra prometida (1981) de Ricardo Halac, Decir sí (1981) de Griselda Gambaro, Gris de Ausencia (1981) de Roberto Cossa, Tercero Incluido (1981) de Eduardo Pavlovsky, Oficial Primero (1982) de Carlos Somigliana. Príncipe Azul (1981) y Creatura de Eugenio Griffero.

Advenida la democracia, Teatro Abierto influyó en el resto de las actividades artísticas similares en otros campos como Danza Abierta, Música Siempre, Libro Abierto, Poesía Abierta, Tango Abierto o Folclore Abierto, tanto en la capital como en algunas provincias.
En 1990 se estrenó el documental País cerrado, teatro abierto, referido a la historia de este movimiento.

En 1991 recibió la Mención Especial de los Premios Konex, otorgados por la Fundación Konex, por su fundamental aporte a la cultura de la Argentina.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here