Monseñor Vicente Conejero exhortó a superar las tensiones y los conflictos

0
81
Monseñor José Vicente Conejero, obispo de Formosa, llamó a “superar las tensiones y los conflictos”, admitió que la gran cantidad de marginados, que muchas veces son excluidos de la sociedad “son una interpelación y cuestionamiento para la Iglesia” y dijo que “la pandemia ha cambiado nuestra manera de convivir”.

En diálogo con el programa “La Mira Central-Segunda Edición”, de Radio La Mira, el obispo Conejero manifestó que la pandemia, “que no ha terminado todavía y lejos estamos de poder llamarla post pandemia, ha modificado y cambiado muchas maneras de convivir, de relacionarnos y esto para bien, porque hay que hacer una lectura positiva”.

En tal sentido señaló que “nos ha brindado oportunidades para fortalecer lo fundamental, lo esencial, la relación con la familia y de ser conscientes que todos juntos estamos en la misma barca y nos unimos o nos hundimos”.

Admitió que “también ha puesto de manifiesto estas desigualdades inicuas y diferencias que hay entre nosotros, cuando en realidad somos todos hermanos y deberíamos de convivir de una manera más fraternal”.

“esta es una oportunidad extraordinaria para hacer un discernimiento de aquello que realmente nos aleja y que obstaculiza el crecimiento de nuestra fraternidad»

Sostuvo monseñor Conejero que para la Iglesia es una interpelación y un cuestionamiento la gran cantidad de marginados, aquellos que sufren más y que son, incluso descartados de la sociedad”.

El prelado llamó a “ir superando las tensiones y conflictos como nosotros mismos hemos vivido aquí mucha confrontación, en lugar de escucharnos y buscar las causas y las razones de esas diferencias para encontrar el diálogo”.

Insistió en que “esta es una oportunidad extraordinaria para hacer un discernimiento de aquello que realmente nos aleja y que obstaculiza el crecimiento de nuestra fraternidad, de nuestra igualdad y de ser verdaderamente amigos” y recordó que el Papa Francisco nos propone como camino “el escucharnos a todos mutuamente, dialogar y de manera pacífica proponer pautas sin ver al otro como enemigo opositor, manteniendo el principio fundamental de la política que es la búsqueda del bien común”.

Cuestionó la violencia verbal y en los hechos en la pasada campaña electoral, y convocó “revertir esta situación, y en lugar de echar más leña al fuego para que se acentúe esa grieta que a veces notamos, tenemos que decir basta, es la hora y el tiempo de la conversión y del cambio para buscar actitudes de tolerancia, de escucha, de diálogo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here