Mario Olmedo: “Pasar de grado con 19 previas es peor el remedio que la enfermedad”

0
38

El magister en educación Mario Antonio  Olmedo afirmó que en un contexto de crisis que se agravó en el marco de la pandemia, la decisión de promocionar lo cursos con la posibilidad de llevar hasta 19 previas solo profundizará la “decadencia del sistema educativo” y de la sociedad.

En una extensa charla con Mirco Garrido, Fernando Pisciotano y Héctor Acosta en el programa La Mira Central de la Red Privada de Comunicación, el docente de extensa trayectoria explico que en esa cuestión: “Trato de diferenciar los argumentos de los propósitos, que es entrar a hacer algo con quienes han tenido muchas dificultades durante la pandemia”.

En ese punto agregó: “A la pandemia la asocio con la figura del iceberg, es decir hizo ver lo que veíamos antes de la pandemia y además lo estaba escondido; porque se agravaron muchas cosas.Las medidas que ahora se toman se dan a contrapelo de los propósitos que se querían anunciar”.

“Entonces ahí sí, este remedio es mucho peor que la enfermedad, al arrear a todos lo que son exitosos y a los que están con problemas y tratarlos de la misma manera a todos y en tan poco tiempo, porque queda solo el plazo de este año porque estamos en mayo y las clases terminan en noviembre”, expresó.

Consideró que la medida “es totalmente insuficiente, poco eficiente, inconducente y además no tiene consenso; entonces sólo queda la imposición y la obediencia”.

Relacionó la medida con el “fenómeno de las campañas para la alfabetización del adulto que fue tan trambólica, que terminaron fracasando, porque al que no se educó de chico volvió a fracasary al que le pasa esto de grande se le afecta la autoestima y eso se vuelve peor”, reflexionó.

En ese punto vaticinó que dentro de unos años “Vamos a tener un perfil social de amplios sectores de la población con escolarización insuficiente y como ejemplo al canto se acaban de conocer los resultados del ingreso al ejecito y es llamativo el 60% de fracaso en cosas elementales como no responder qué se festeja en 25 de mayo o el 9 de julio”.

Sesgo ideológico

Indicó que hay un fuerte sesgo ideológico en las políticas escolares y propuso debatir “sobre qué modelo de estado queremos.Porque si pensamos que el Estado somos todos con la construcción social que supimos conseguir entre todos con impuestos, coparticipación con ejercicio político participativo que va resolviendo lo que la mayoría se instrumenta o, si pensamos que el estado soy yo o somos solo nosotros y no los otros; se complican las cosas”.

“Hace rato que estamos confundiendo a gerentes de turno con socios de la sociedad, esas cosas las sabemos en Formosa, esas son verdades contundentes que, tarde o temprano, las pagamos como esta cuestión educativa que nos duele tremendamente”, indicó.

Cuando se le consultó sobre el rol del Instituto Pedagógico Provincial en la capacitación docente respondió: “El IPP no es un ente educativo.Es una academia ideológica y el sistema educativo no acepta esas cuestiones y constitucionalmente la educación es para todos no sólo para quienes comulgan con ideología que tienen en el poder de turno”

Consideró que lo cursos que se dictan de marcado sesgo ideológico como el certificado obre modelo formoseño con alto puntaje son un pasaje de ingreso asegurado al sistema y provocan distorsiones.

“Me duelen esas distorsiones en una provincia chica como la nuestra ya que hacer discriminaciones y poner primero la ideología a la capacidad de los docentes es dañino para todo el mundo, incluso para los hijos de quienes están en el poder de turno”, enfatizó.

En ese punto manifestó que con ese tipo de política “Estamos rematando un sistema educativo en los postores más bajos de la oferta, porque se lo mezcla con las facciones de gobierno, y entonces todo se vuelve insostenible y eso es pan para hoy y hambre para mañana”.

Responsabilidad y ciudadanía

Ante la pregunta de si la responsabilidad es exclusiva de quien administra el estado o es compartida con los docentes indicó: “Quizás la responsabilidad sea diversa, pero el impacto de la responsabilidad mal ejercida o de la irresponsabilidad de determinado modelo de gestión, vulnera lo que en el docente debe ser sagrado que es la autonomía profesional”.

Destacó: “Esa autonomía es necesaria para atacar el problema que exhibe el alumno como demanda, como síntoma, como diagnóstico, mas allá de la portación de apellido o de las directivas sesgadas que llegan por razones non sanctas de la superioridad”.

“Por eso en las etapas fundacionales del país se instituyó que la escuela pública era para formar al ciudadano, y por eso se hablaba de educar al soberano, aquellos que tenían la responsabilidad de tomar decisiones para el país”, añadió al respecto.

Después afirmó que “Hoy día se forma al individuo como profesional en el saber hacer para su desarrollo personal y familiar, pero es deformado en el aspecto social en la construcción del nosotros; que es el papel del ciudadano y político”.

“En eso hay mucha debilidad, el ciudadano no tiene formación y al ser insuficiente no milita, por eso tenemos la elecciones que tenemos, los chantas con cualquier argumento buscando prosélitos, una serie de deformación en el campo de la construcción de poderes”, reflexionó.

Respecto de la designación de Luis Basterra al frente del Ministerio de Educación manifestó que se trata de “un problema de ética.Yo no iría al ministerio de salud por clarividente que uno sea en el papel de dirigente político”

Educar al docente

No esquivó hablar de la formación docente y aseveró que “en toda Sudamérica hace rato que viene en decadencia, no se olviden que los países que hacen gala de altos niveles educativos y de performance social sobresaliente, es porque sus docentes son de primer nivel”.

Agregó que “La formación docente es una prioridad social y nacional, que debe convocar a los mejores de cualquier generación porque se encarga de educar a nuestros hijos y a toda la sociedad”.

Afirmó que el profesorado “No puede ser la carrera del rebusque o de lo que quedó como opción, o de ‘es lo que hay’ pero tenemos los institutos que se abren a la vuelta de la esquina, las facultades de medicina no”.

Reforzó la idea al señalar “Cuando uno va a un consultorio y ve que los certificados de la pared tienen fecha de hace 15 años atrás se quiere ir a otro médico, con los docentes pasa lo mismo. Yo tengo 75 años y sigo estudiando, y se positivamente lo que me falta de formación dentro de lo mío, por eso se habla de formación permanente hoy quien no tiene posgrado en materia  académica es analfabeto desde ese punto de vista”.

“La calidad hay que actualizarla, no viene por generación espontánea.Está demostrado que la formación viciosa de los docentes no puede derivar en un desempeño virtuoso, en cualquier profesión pasa la misma cosa”, sentenció.

Programados para la dependencia

“Hay un problema en nuestra provincia que es siempre estar programados para la dependencia y no para la autonomía y el despegue”, expresó Olmedo y agregó “a pesar de lo privilegiado de nuestra ubicación y la responsabilidad de ser la puerta de ingreso del corazón del Mercosur a la Argentina. Por eso Formosa tendría que ser la puerta grande, tener las mejores decoración, fachada, calidad y presentación, pero hace rato venimos apostando para abajo”.

“La mala calidad no se revierte pese a que todo el mundo colabora con nosotros y cuando nuestros hijos empiezan a darse cuenta de eso, buscan la salida por Ezeiza, el Pucú o la terminal”, enfatizó.

También consideró que “La educación nacional está pasando por ese problema de calidad, empezando por las universidades y en Formosa estamos despilfarrando la universidad que tenemos, que no tiene posgrados propios”.

“Seremos pobres los formoseños pero en todos los hogares sueñan con que sus hijos se reciban, que si hay que pagar lo que fuere con tal de que estudien.Hay conciencia social de que el progreso se logra por la educación y no por la acumulación de bienes”, indicó.

Al ser consultado sobre si se debe dejar pasar el hecho que quienes pueden pagar apuestan a la educación privada y se abandona a la escuela pública respondió “No se debe mirar al costado, que cada uno se rasque del bolsillo para adentro es falta de ciudadanía, de nada sirve que tenga controlado del portón para adentro, porque el escenario que compartimos es responsabilidad de todos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here