Mario Olmedo: “Arrear y amontonar alumnos para que pasen de curso como puedan en un año es descabellado y antieducativo”

0
41

En diálogo con La Mira Central, el pedagogo y Doctor en Educación, Mario Olmedo, analizó el impacto educativo que tendrá en la provincia la nueva resolución ministerial que flexibiliza el régimen de promoción para estudiantes del secundario, los cuales podrán pasar de año adeudando todas las materias de éste periodo e, incluso, acumulando seis (tres y tres) de los años 2020 y 2021. “No salgo del estupor. Estoy sorprendido de tamaña medida”, reflejó.

“En principio, no creo que sea un buen ejercicio del derecho a la educación, amontonar y arrear a los alumnos y decirles que hagan lo que puedan para finalizar el año con las materias aprobadas. La educación bien entendida es la capacidad de lograr la movilidad social a través de las cualidades demostradas en la vida.

Sinceramente, no le encuentro razón a la nueva resolución, agoté todos los análisis en el campo de la educación y lo pedagógico para comprenderla, por lo tanto, afinando la mirada, entiendo que a lo mejor esta medida sólo viene a disfrazar las estadísticas y la marcada reducción de la matrícula de estudiantes pospandemia. De lo contrario, no le encuentro razón de ser”, cuestionó Olmedo en contacto telefónico con La Mira.

Según su interpretación de la nueva disposición con alcance provincial, flexibilizar el régimen evaluativo o de promoción para este periodo 2022 en el nivel secundario, responde a un criterio cuantitativo de la educación con consecuencia en lo pedagógico.

“Leí las declaraciones del Director de Nivel Secundario, Marcelo Naudi, a quien respeto y valoro, diciendo que se trata de una resolución inclusiva para sostener las trayectorias escolares de muchos adolescentes que no pudieron alcanzar una continuidad educativa durante los años de pandemia, si ése es el problema, entonces la solución no puede ser el acarreo de estudiantes, la cuantificación y periodicidad de metas.

Coincido en el derecho a la educación, también en el deber del Estado de arbitrar medidas en beneficio de los estudiantes y el desafío pedagógico e institucional, de afrontar el problema de la no presencialidad y desvinculación de los estudiantes, pero no con una medida descabellada e inexplicable como ésta. Pasar como sea el año e incluso adeudando muchas materias no justifica el criterio de inclusión.

No soy del mundo del derecho, pero me pregunto, cómo una resolución ministerial puede modificar la Constitución, las leyes y decretos por los cuales están reglamentados los regímenes de evaluación y los derechos educativos de los chicos”, planteó.

Por último, Olmedo consideró que la flexibilización para promover el año con previas en el nivel secundario de la provincia de Formosa, traerá consecuencias negativas para los alumnos y las alumnas que se “refugien” en estas facilidades.

“La consecuencia inmediata será la estigmatización. El certificado de estudio va a demostrar que se aprobaron todas las materias en un periodo escolar, pero a qué costo, y el costo será claramente la estigmatización de una generación de estudiantes formoseños que pasaron de curso ´como sea´, corriendo el riesgo así, de una falta total de seriedad y responsabilidad en el equipo de conducción educativa de la provincia.

Me sigo preguntando si sacaron una resolución realmente revolucionaria o hay otros argumentos forzados detrás de la misma que esconden intereses desconocidos para la opinión pública, porque me cuesta creer que sale por la torpeza del Ministerio para arreglar estadísticas”, sentenció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here