Juan Carlos Amarilla sobre la obra del Palacio Legislativo: “quedó impune el mayor desfalco del Estado provincial”

0
51

El Gobierno provincial habilitó este martes una nueva licitación para obras en el edificio del Palacio Legislativo de Av. 25 de Mayo y Sarmiento, con un presupuesto oficial de 594.513.191 pesos. El diputado radical Juan Carlos Amarilla pidió participación de la oposición en el control y seguimiento de las documentaciones. A su vez, recordó  que la construcción quedó paralizada por más de tres décadas. Y aseguró que el esqueleto de cemento es un símbolo de la corrupción estatal en Formosa.

En diálogo con La Mira Central, Amarilla aclaró, en primer término, que la Legislatura provincial “no tiene ninguna injerencia ni participación en la decisión gubernamental de continuar con las obras” en el edificio de la esquina de Av. 25 de Mayo y Sarmiento, conocido popularmente como el “palacio de la corrupción”, por los años que lleva paralizada la construcción y los millones de pesos que fueron invertidos en más de tres décadas.

Es una obra del Poder Ejecutivo para el Poder Legislativo, para la cual,  nuevamente se destina una partida de más de 594 millones de pesos para trabajos de los ductos de aire acondicionado y calefacción, instalación eléctrica e instalaciones varias, para un plazo de ejecución de  210 días corridos.

Particularmente, desde la oposición necesitamos conocer las documentaciones y costos de obra para hacer un seguimiento y control, teniendo en cuenta el historial de corrupción que tiene este edificio”, mencionó el diputado de la UCR, quien en los años 90 integró el equipo de trabajo del ex senador (ya fallecido) Alberto Maglietti, el cual frenó, con una denuncia judicial, el envío de un subsidio nacional no reintegrable de 150 millones de pesos para financiar el seguimiento de obras en el Palacio Legislativo, que para ese entonces ya estaba paralizado.

“En aquella oportunidad, el gobierno de Menem iba a enviar más recursos a Formosa para finalizar los trabajos del edificio. La intervención de Maglietti evitó que se sigan malgastando millones en inversiones que no aparecían en obras, por eso el Palacio Legislativo pasó a llamarse el Palacio de la Corrupción, porque no hay relación entre lo construido y lo pagado en más de tres décadas. Nadie lo puede explicar. Y lo peor del caso, es que el mayor desfalco del Estado provincial quedará impune”, sentenció.

Para Amarilla, será muy difícil reflotar una investigación a través de denuncias sobre el esqueleto del edificio parlamentario ubicado a metros de la Plaza San Martín, en un escenario provincial donde “la justicia es sorda y muda y reacciona con lentitud”.

 

“Los hechos prácticamente prescribieron.  En esta obra se robaron millones de pesos y no hay responsables, con muchas denuncias que durante décadas quedaron cajoneadas y desestimadas. Pedimos concretamente, participación de la oposición en el seguimiento de las nuevas obras para evitar que los recursos del Estado, nuevamente,  desaparezcan sin que haya una rendición de cuentas”, concluyó.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here