Instan a fomentar la lactancia materna para prevenir la malnutrición infantil

0
340

La doctora Valeria Eidler, puericultora, especialista en lactancia y crianza, admitió que “hoy en todo el país hay un gran índice de malnutrición infantil, del cual Formosa no está exenta, tanto desnutrición como obesidad”

Sin embargo señaló que “esto puede ser evitado y es totalmente prevenible si le damos importancia, fomentamos y facilitamos a las madres a que puedan llevar a cabo la lactancia materna”.

Al respecto sostuvo que “la lactancia materna es el alimento perfecto e ideal otorgado por la naturaleza y es para todos los niños, sin distinción de clase social, es absolutamente universal y es un derecho que tienen los niños desde el momento que nacen”.

Detalló que “un niño alimentado, como dice la OMS, seis meses con lactancia materna exclusiva, previene un montón de enfermedades, entre ellas la malnutrición infantil, la obesidad, la diabetes, y en este momento que estamos en esta pandemia tan terrible, la leche materna contiene un montón de anticuerpos para todas las enfermedades, no solo para el coronavirus”.

Por ello la doctora Eidler consideró “muy doloroso ver como no existen políticas sanitarias que fomenten la lactancia, no solo a nivel de campañas publicitarias o de visibilización, sino también para facilitar a la mujer que quiere ejercer el derecho de dar de mamar”.

“Esto implica capacitar a los profesionales que están en contacto con estas madres desde el embarazo, en el primer momento después del parto y durante todo el puerperio”, afirmó la especialista.

La profesional sostuvo que “está demostrado que las personas alimentadas al menos durante 24 meses tienen un coeficiente intelectual más elevado”, lo que conlleva a otra ventaja de la lactancia materna.

La doctora Eidler admitió que la alimentación de la madre “es importante durante el embarazo y en la etapa de amamantamiento” pero negó que sea un factor determinante por el que muchas mujeres dejan de dar el pecho a sus hijos y lo atribuyó más bien “a falta de información, porque se cree todavía que la leche de fórmula, que es la leche de vaca comprada en un supermercado o una farmacia, es mejor y nutre más que la que producen las madres”.

Explicó que “cuando surge alguna dificultad, como dolores o infecciones como mastitis, muchas veces se incita a la madre a abandonar la lactancia por falta de información de los profesionales” y enfatizó que “dar de mamar implica un esfuerzo, ya que es poner el cuerpo las 24 horas y estar a disposición del bebé,

entonces la mujer necesita estar sostenida y acompañada”.

Lamentó que “hoy las políticas laborales no nos acompañan a las mujeres, ya que pese a que la misma OMS recomienda una lactancia de por lo menos seis meses,

cuando se nos termina la licencia post parto y debemos retornar a nuestros trabajos y allí no contamos con las comodidades necesarias para sacarnos la leche y amamantar a nuestros hijos”.

“La lactancia es una cuestión de salud pública, de responsabilidad social porque nos beneficia a todos, no es solamente a ese niño o a esa madre, ya que un bebé alimentado con leche materna consume menos medicamentos porque es más sano, una mamá que alimenta a su hijo con leche materna falta mucho menos al trabajo porque su bebé se enferma menos, si le dan la posibilidad de extraerse la leche tiene menos riesgo de contraer infecciones como mastitis”.

La doctora Valeria Eidler dejó en claro que “al bebé hay que darle el pecho cada vez que lo requiera, ya que cada ser humano tiene su propio patrón de alimentación” y sostuvo que “la lactancia debe continuar aun cuando la madre haya sido contacto estrecho o se haya contagiado de coronavirus, ya que bajo ningún concepto debe suspenderse la lactancia, porque a través de la leche materna le está pasando a su bebé todos los anticuerpos para el coronavirus y otras enfermedades”.