Insfrán: “No me va temblar el pulso para tomar las medidas necesarias”

0
313

El gobernador de Formosa, Gildo Insfrán aseguró que “no le va a temblar el pulso” a la hora de tomar las medidas sanitarias que sean necesarias para proteger la salud y la vida de los formoseños, destacando que la provincia “tiene los mejores indicadores en la pandemia”.

Así lo manifestó en la localidad de Fortín Cabo 1º Lugones, donde inauguró la refacción y ampliación de un moderno complejo educativo integrado por la Escuela Provincial de Educación Primaria Nº 83 “Juan Carlos Di Orio” y el Jardín de Infantes Nucleados Nº 37.

De esta manera, el primer mandatario llegó a una cifra histórica y única en el país: 1393 obras educativas habilitadas en todo el territorio formoseño durante su gestión.

El titular del Ejecutivo comenzó haciendo un repaso de lo vivido durante los últimos días, mencionando en un primer término su mensaje del 1º de marzo en el inicio de las sesiones ordinarias de la Legislatura, en cumplimiento con la Constitución Provincial.

Luego aludió a la puesta en marcha del ciclo lectivo 2021, el 2 de marzo pasado, con las inauguraciones de cuatro nuevos edificios educativos en una sola mañana. “Algunos que vienen de afuera dicen que es mentira que acá hayan comenzado las clases. No es así, porque sí empezaron”, subrayó.

Prosiguió señalando que el 3 de marzo “dimos una muy buena noticia para todos, ya que anunciamos el 42% de aumento en los salarios de los trabajadores del sector público que será desembolsado en tres cuotas: a partir del 1º de marzo un 20%, desde el 1º de julio el 12% y el 1º de septiembre el 10%”.

“El viernes 5 estuvimos en Las Lomitas, donde inauguramos el nuevo edificio de la Tercera Circunscripción del Poder Judicial, de 2150 metros cuadrados cubiertos, y luego la infraestructura del Instituto Nº 4 Santa Teresita”, agregó, resaltando que “en Lugones habilitamos dos nuevas obras escolares, llegando a las 1393 concreciones educativas”.

Hizo notar que “no son momentos fáciles los que se viven no solamente en nuestra provincia, la Argentina y nuestro Continente, sino en el mundo”, puesto que “esta pandemia ha causado estragos y ha demostrado la cara más siniestra de algunas políticas, como también de algunos políticos, cuando empezaba la disputa entre la economía o la salud y la vida”.

Ese dilema “nos llevó a este desastre que tenemos hoy”, advirtió, remarcando que “en Formosa tenemos los mejores indicadores sanitarios en esta pandemia”.

No obstante, dejó en claro que “no estoy contento ni feliz porque sé que somos vulnerables y si bajamos los brazos podemos tener un resultado diferente”, por lo que consideró que “hasta que no podamos vacunar por lo menos al 80% de nuestra población no podemos estar tranquilos”.

Recordó que “hasta fines del año 2020 tuvimos un solo fallecido y después, con el tema de las fiestas, fin de año y toda esa movilización que ocurrió, hubo un brote en el oeste, Formosa Capital y Clorinda”, por lo que “tuvimos que tomar medidas drásticas que no son muy simpáticas, sino desagradables, pero no existe otra manera”.

Seguidamente, el Insfrán señaló que “a partir de este año electoral aparecen todos” los dirigentes de la oposición, calificando como “triste” que tengan “la pretensión de enseñarnos lo que tenemos que hacer”, cuando provienen de lugares donde “su política sanitaria es desastrosa”.

Si bien aclaró que al enunciar ello no estaba confrontando con ningún formoseño, instó a quienes “traen a estas personas a que recapaciten, porque ellos también están perdidos”.

“Que entiendan de una vez y para siempre que el enemigo del pueblo y del mundo hoy no somos los dirigentes. En Formosa, el enemigo no soy yo. Tenemos un solo enemigo que no hace distinción de ninguna naturaleza, que el virus”, aseveró.

Por esto, entendió que “debemos deponer todas las cuestiones que nos puedan dividir y tenemos que unirnos para combatir contra ese único enemigo de todos que es el coronavirus”.