Fallo de la Cámara Federal de Resistencia: está asegurada la continuidad institucional en la UNaF

0
51

Hace pocas horas se conoció el fallo de la Cámara Federal de Resistencia, en el cual se refiere puntualmente a las resoluciones 746/21, 747/21, 774/21 y 903/21, lo cual deja en claro que dicho veredicto sustenta la institucionalidad de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF) y en ello se reafirma el contundente respaldo y reconocimiento de la legitimidad de la Resolución número 013/21 del Honorable Consejo Superior de nuestra casa de estudios.

 

La Resolución N° 013/21 hace referencia a la destitución de los miembros de la Junta Electoral Permanente, para que posteriormente quedara establecido un nuevo cronograma electoral y la renovación de la Junta Electoral Permanente, habida cuenta que el fallo sostiene y ratifica la incompetencia de Miguel Ferreyra, Domingo Bogado y Patricia López, razones que motivaron su destitución.

El fallo, en varios tramos, pone de relieve la prolijidad y apego a las normas vigentes por parte del Rector y de los integrantes del Honorable Consejo Superior. Al mismo tiempo, también resalta el extraordinario cúmulo de irregularidades cometidas por Ferreira, Bogado y López en el ejercicio de sus funciones en la JEP hasta el 23/8/21 en que cesaron en dicho cargo, haciendo especial hincapié en irregularidades tales como el apartamiento de las normas de procedimiento electoral hasta la ilegal alteración de los padrones electorales.

Esto se interpreta como otro esclarecido proceder de la justicia en favor de la pluralidad de ideas, el genuino respeto por las instituciones y la diversidad en las normas de convivencia, que en el caso de la UNaF es un ejemplo más que notorio.

En el amplio sentido de la palabra, todas las acciones demostradas por los miembros del máximo Órgano de Gobierno de la UNaF han sido las que todo este tiempo obedecieron a la transparencia, como así también el coherente comportamiento de los miembros de los Consejos, tanto superior como directivos.

Se deja constancia, que ha primado la cordura a la hora de tomar decisiones en favor de los miembros de la comunidad universitaria por parte del señor rector y los integrantes de los máximos órganos de gobierno de la universidad y sus unidades académicas.

A todas luces, no es solo la UNaF ni es solo la educación superior pública lo que está en juego en este momento, es toda la institucionalidad pública en su conjunto, la paz social y la perspectiva de futuro de la nación, algo que sin duda ha entendido y de la mejor manera el máximo órgano judicial de Resistencia, Chaco.

Una parte significativa de la “buena imagen” que han tenido nuestras instituciones de educación superior en las últimas décadas se ha asentado en su relativamente coherente y consistente vinculación con la sociedad.

La UNaF, con su actual gestión no ha reparado en la inversión en obras de infraestructura, en un rendimiento económico financiero prolijo, con cuentas claras y al día, y, ante todo, no descuidando, la docencia, extensión e investigación como ejes fundamentales de una casa de estudios que pretende ser modelo en la región.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here