Destacan que en los meses de abril y mayo se incrementaron las habilitaciones comerciales en la ciudad

0
37

El director de Habilitaciones Comerciales del municipio capitalino, Walter Olmedo, destacó que abril y mayo fueron los meses en los que mayor cantidad de certificados de habilitaciones comerciales se han tramitado y concedido exitosamente, y remarcó que esto tiene que ver con un claro proceso de reactivación comercial post pandemia y una decisión política del Intendente Jorge Jofré de flexibilizar los requisitos para lograr las certificaciones.

El funcionario hizo hincapié en los beneficios de la obtención de estas habilitaciones, pues permiten al comerciante trabajar de manera formalizada. “El incremento de emprendedores que han optado por tramitar la habilitación tiene que ver con que, a través de una nueva ordenanza, el municipio ha flexibilizado los requisitos para que muchas más personas pasen a encontrarse protegidas dentro de los marcos regulatorios establecidos”, expresó.

Del mismo modo, explicó que “el Municipio no es ajeno a que, antes de la modificación de la ordenanza municipal, las personas se mostraban reacias a realizar los trámites de inscripción ante esta dirección ya que se consideraba que los requisitos eran mucho más exigentes”.

“A raíz de esto se ha pasado de expedir un certificado de habilitación dentro de un período de 6 o 7 meses a hacerlo actualmente en tan solo una semana. Esto se debe a que desde la gestión del intendente Jorge Jofré se modificó la ordenanza que regulaba este trámite, logrando así destrabar todos los requisitos que significaban un obstáculo casi imposible de conseguir para el ciudadano común”, precisó más tarde.

Asimismo, Olmedo aseguró: “Pensar que trabajar de manera formalizada implica costos altos en tributos es un mero mito popular, puesto que esas afirmaciones surgen a raíz de la falta de información. El inicio del trámite de habilitación conlleva un costo fijo de entre $1500 y $2000 por única vez, y a ello se le suman los gastos de monotributo que, en la mayoría de los casos (de pequeños comerciantes) se trata de un monotributo mínimo e incluso el social con lo cual el costo mensual es de entre $300 y $400”.

Para finalizar, el funcionario indicó que “cuando los interesados se acercan al Municipio se dan cuenta que realmente los altos costos de los que se habla comúnmente solo constituyen un preconcepto, y a eso se le debe sumar que un comerciante que trabaja de manera formal puede ejercer su labor de un modo mucho más tranquilo, contando con su habilitación formal que, a su vez, le da la posibilidad de acceder a créditos bancarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here