Consultor pronostica una cerrada lucha entre el kirchnerismo, Juntos por el Cambio y Milei para 2023

0
51

“Todo indica que en las elecciones del 2023 habrá un escenario de tercios”, declaró el analista y consultor político Raúl Aragón, al vaticinar que lo sondeos de opinión que se realizan predicen un escenario en el que ningún sector tiene ventajas significativas de cara a la elección presidencial del año que viene y que el diputado de Libertad Avanza, Javier Milei, puede convertirse en el tercero en discordia entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

El consultor político y analista de opinión pública, director de Raúl Aragón & Asociados y director del Programa de Estudios de Opinión Pública en la universidad Nacional de La matanza (UNLAM), dialogó con Mirco Garrido, Fernando Pisciottano y Héctor Acosta de La Mira Central y aseveró las encuestas dan un empate técnico entre el oficialismo y la principal oposición, y que el liberal avanza en la consideración de la ciudadanía.

Aragón adjudicó ese crecimiento de Milei al hecho que la sociedad expresa “un hartazgo con el conjunto de la clase política”.

Afirmó que las estructuras tradicionales de la política “del 83 para acá sólo han fracasado, fracasan, mejoran un poquito y vuelven a fallar como un serrucho para abajo”, describió para reflexionar que “la sociedad en su mayoría, salvo un extremo de los militantes fundamentalistas de izquierda o derecha, está muy desilusionada y desencantada con la clase política, por eso crece un Milei, por ejemplo”.

Afirmó que “se habla mucho de Milei porque crece en la consideración de la gente muchos especialistas coinciden en eso y algunos le dan entre el 18 y 21 por ciento de intención de voto para las presidenciales”.

Para complementar esta afirmación informó que si las PASO se hicieran ahora los candidatos de Juntos por el Cambio sumarían 35%, los del Frente de Todos 26% y Javier Milei 18%.

En ese marco indicó que entre los gobernadores “hay preocupación por el posible resultado” por lo que analizan desdoblar elecciones en razón de que “ir pegado a una boleta presidencial, más allá de quien la encabece hoy el Frente de Todos no estaría ganando. Por eso analizan convocar a elecciones en sus provincias antes y asegurar su territorio”.

Argumentó que ese escenario es posible en las provincias, tanto en aquellas donde los gobernadores pueden reelegirse o aquello que no pero que aspiran a conservar “un número significativo de legisladores provinciales”.

En cuanto a la interna de Juntos por el Cambio opinó que “es muy compleja” y citó que si bien sus precandidatos sumados llegan a un 35% en un escenario de PASO (Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias), el ganador no retendría todos los votos para las generales.

Explicó además que, a la hora de las generales el mejor posicionado en esa interna, que es el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, alcanza “una preferencia de 30% para la primera vuelta”.

Detalló que esos 5 puntos de diferencia son votos que irían a la boleta que, hipotéticamente, encabece Javier Milei.

Destacó que algo similar pasa con el Frente de Todos donde la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner encabeza con un 20%, seguida por Alberto Fernández y otros posibles postulantes, con lo que llegaría al 26%.

Tras dar una compleja explicación sobre los detalles y porcentajes de dirigentes como Mauricio Macri, Patricia Bullrich, Gerardo Morales indicó que más allá de quien gane la interna ya sean los mencionados o Rodríguez Larreta el que resultare ganador “no retiene todos los puntos del espacio en un escenario de elecciones generales”.

Detalló que las encuestas dan que “ninguno de los referentes del FdT o de JxC mantiene para las generales, el total de caudal de votos que suman para las PASO”.

Agregó que eso lleva a la indefinición de los pronósticos para el año que viene ya que hay un alto número de votantes que responden “no sabe/no contesta” o bien que votarían a “otro candidato”, que no son de los espacios mencionados.

En cuanto a una posible alianza de Juntos por el Cambio con Milei afirmó que el ultra liberal arrastra 15 puntos “que lo van a seguir en el espacio que esté”.

Indicó que Milei “es una figura que seguirá creciendo porque es quien tiene más visibilidad mediática se empieza a insinuar un escenario de 3 para las elecciones nacionales, Juntos por el cambio, Frente de Todos y Avanza Libertad”.

Afirmó que en ese escenario de “empate técnico” se mantiene “la posibilidad de que lo votantes del PRO más duros, que están decepcionados con la gestión de Mauricio Macri, se irían con Milei”.

Claro que no todas son mieles para el referente liberal ya que a la hora de fiscalizar no tiene estructura y Aragón manifestó que para controlar las elecciones en todo el país “se necesitan 103 mil fiscales y eso es una estructura inmensa muy difícil de manejar, que hay que saber manejarla”.

Hasta se animó a afirmar que si el candidato electo por JxC es Rodríguez Larreta encabeza las opciones para la primera vuelta, Milei saldría segundo y el FdT tercero.

En cuanto al Frente de Todos consideró que “tiene que resolver su interna” manifestó su convencimiento que no se va a romper “porque el peronismo sabe que si se divide pierden porque ya le ocurrió”.

“Sumar puntos al FdT es difícil pero no imposible, Con la cantidad de indecisos y otros hay 20 puntos que podrían ir para cualquier lado y hay que tener la posibilidad de captarlos” y en ese punto citó que “hasta los críticos más duros del gobierno admiten que los números de la macroeconomía están mejorando. Se recuperaron 2000 pymes en estos dos años, dicho por la asociación de PYME”.

Al respecto señaló que “los cambios, para bien o para mal, en la macroeconomía tardan más en llegar a la base social” y la mejoría podría llegar a sentirse a fines del presente año y principios del siguiente.

Afirmó que la dificultad del oficialismo es tener un “poder ejecutivo loteado” con porciones de poder que administran: “el peronismo albertista”, “el peronismo tradicional” (gobernadores), “el kirchnerismo”, “los movimientos sociales” y el “Frente Renovador” (Massa).

“Es muy difícil gestionar con esa fragmentación, entonces la gestión es lenta en llegar, es posible que a final de año la relación salario inflación este mejor, que se traduce en poder adquisitivo y esto en calidad de vida”, agregó.

“Lo que la gente vota no es tanto el logro absoluto de una gestión sino la sensación de mejoría” y para fundamentar esa opinión

Destacó que “habría hacia fin de año un superávit en el Tesoro del Banco Central, porque el FMI nos tiene que devolver 5.000 millones de dólares que se pagaron entre el 2020 y 2021, que al renovar la totalidad del crédito están pagado de más, es muy probable que nos den los derechos especiales de giro que son como 9.000 millones de dólares y además está el swap chino que es en yenes podría convertirse en dólares, eso representarían unos 10.000 millones”.

Añadió que “el balance del comercio exterior tendría una mejora importante, básicamente por el aumento que tuvieron las commodities por la guerra en Ucrania, eso le dejaría al Presidente unos 20 0 25 mil millones de dólares de libre disponibilidad”.

Agregó que esa plata volcada a distintos programas de reactivación a través créditos y otros incentivos a la economía crearían la sensación de mejoría que es lo que vota la gente y vaticinó que sería adjudicada a la gestión de Alberto Fernández, pero que no “algo sencillo de hacer” con el estado de cosas y la interna del oficialismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here