Con amplia recepción se realiza el curso de bartender de la Escuela de Artes y Oficios Municipal

0
75

Con una amplia recepción por parte de los concurrentes, continúa desarrollándose uno de los cursos más solicitados de la Escuela de Artes y Oficios de la municipalidad, el de Bartender, el que se lleva a cabo en las instalaciones de UTHGRA, destinado a personas que deseen capacitarse en la elaboración de cócteles, uno de los rubros más buscados y de gran demanda laboral tanto en bares como en barras móviles.

Sergio Ramírez, profesor matriculado de bartender y responsable de la capacitación, indicó “aquí enseñamos cómo preparar los tragos de la manera correcta, y es la ventaja que tiene precisamente un curso presencial de mano de un profesional frente a muchos tutoriales que circulan por ahí, puesto que el interesado puede experimentar paso a paso la elaboración y conocer un poco de historia, orígenes de las bebidas y el porqué de los nombres de los tragos, entre otras cosas”, detalló.

“Los cócteles que más se elaboran – siguió diciendo – son aquellos que se denominan tragos directos, batidos y licuados; entre los primeros está el famoso “destornillador”, que estuvo un poco olvidado y ahora remontó gracias a la juventud, luego el batido clásico “pantera rosa”, donde enseñamos el correcto manejo de la coctelera, y después el licuado más famoso que es el “daiquiri frozen”, que hoy lo pueden conseguir en cualquier bar local. Entre técnica y elaboración, tenemos pensado enseñar a preparar ocho tragos para empezar”, precisó Ramírez.

“Debo destacar la predisposición de los cursantes, quienes demuestran un gran interés, y tiene que ver con que la coctelería remontó luego de la pandemia, ya que hubo un cambio muy grande en la parte gastronómica en Formosa y ahora existe una gran competencia en los bares locales con respecto a la elaboración de tragos y cócteles de autor”, comentó.

“Podemos decir que hoy se ha convertido en una muy buena salida laboral – aclaró por último – y si bien uno puede trabajar en dependencia en un bar o boliche, también lo puede hacer de modo particular creando su propia barra de tragos; yo arranqué así, actualmente también en un bar local, y tengo un emprendimiento personal que ya cumplió 11 años, es decir que las posibilidades son amplias”, dijo Ramírez para finalizar.