Balza dijo que los responsables de los grupos guerrilleros también deben pedir perdón por sus “irracionalidades”

0
38

El teniente general del Ejército (RE) Martín Balza, en diálogo con el programa “Cuestión de Estado” de radio La Mira 101.5, negó que durante la guerra de Malvinas los soldados argentinos fueran obligados a combatir con ropa inadecuada para el frío o que pasaran hambre y atribuyó a versiones y documentales falsos que instauraron un proceso de “desmalvinización”.

“Se instalan, con alguna intencionalidad ideológica y política, cosas que no son ciertas. Por ejemplo, también escuché que en Malvinas había soldados que soportaban temperaturas de 15 grados bajo cero, pero en la época que estuvimos nunca bajó de 4 o 5 grados”, apuntó.

En tal sentido, Balza afirmó: “El proceso de desmalvinización que existió, se originó en el Ejército, que por supuesto se traslada a los políticos. Por ejemplo, respecto a los políticos, nuestro Congreso Nacional otorgó una condecoración a todos los combatientes de Malvinas recién diez años después (de la guerra). O sea que los primeros diez años fueron muy duros porque se relacionaba Malvinas con Galtieri y la genocida Junta Militar”.

“Eso es erróneo, porque nosotros combatimos por un sentimiento, porque Malvinas es algo incuestionablemente nuestro desde el punto de vista histórico, geográfico y jurídico. No combatimos por esa sangrienta Junta Militar. Y en el Ejército pesó también el proceso de desmalvinización por las autoridades como el general Cristino Nicolaides y los altos mandos, y el presidente de la Nación, Reinaldo Bignone, que al recibir a los soldados de noche los enviaban a sus casas, igual que a los oficiales. Ese proceso de desmalvinización tiene a esos responsables, no al pueblo argentino”, enfatizó.

Por otro lado, aludió a los golpes militares que se dieron durante sus 48 años de carrera en el Ejército y afirmó que siempre contaron con el apoyo de grupos civiles, entre ellos políticos, empresariales, sindicales y otros más.

Luego recordó el pedido de perdón que realizó por los delitos de lesa humanidad cometidos por miembros del Ejército durante la última dictadura militar.

“El martes 25 de abril de 1995 expresé mediante un mensaje institucional a nuestra sociedad, en mi cargo de jefe del Ejército, el error que se había cometido por parte de un pequeño grupo en el contexto del Ejército y de las Fuerzas Armadas y de seguridad, el daño muy grande a las instituciones”, dijo.

Además, afirmó que de la década de 1960 la sociedad argentina sufrió una “agresión por parte de organizaciones armadas irregulares que no se ni se si ellos sabían qué es lo que querían. Pero la respuesta que debió dar el gobierno no tendría que haberse marginado o dejar de lado toda la fuerza que el Estado tenía desde el punto de vista jurídico”.

“En lugar de eso se marginó la fuerza del orden jurídico vigente, pero también elementales criterios éticos, morales y hasta religiosos, como ser asesinatos, secuestros de todo tipo, secuestros de bebés, robos de propiedades, torturas, desaparición forzada de personas. Esa respuesta que (implican) delitos de lesa humanidad no tendría que haber dado el Estado, que tiene el monopolio legal de la fuerza”, dijo.

Al ser consultado si los jefes de las guerrillas que operaron en los años ´70 en el país también deben pedir perdón por sus actos, entre ellos el intento de copamiento al Regimiento de Monte 29 de Formosa, Balza respondió: “por supuesto que sí, son actos irracionales donde murieron formoseños y no formoseños. Son actos irracionales”, anfatizó.

“El segundo atentado terrorista en la historia de nuestro país, luego del de la AMIA en 1994, fue una bomba que se puso en el comedor de la Superintendencia de la Policía Federal donde hubo 23 muertos y entre 300 y 400 heridos. El tercer atentado terrorista fue el de la Embajada de Israel. Pero ese (segundo) atentado fue en un comedor donde había familias, mujeres y niños”, dijo.

No obstante, sobre la actitud que deben asumir los responsables de los grupos guerrilleros Balza señaló: “si tienen que pedir disculpas, no soy yo el que lo tendría que decir. Tendrían que ser los miembros de esas organizaciones”.

“El Ejército respondió (en el pedido de perdón por los delitos de lesa humanidad) con un mensaje institucional y recuerdo que se dio en el contexto de 1995 donde todos los involucrados de los miembros de las Fuerzas Armadas irregulares y del Ejército acusados, estaban indultados por el Poder Ejecutivo Nacional”, aclaró.

En otro orden, consideró que el presupuesto actual destinado a las Fuerzas Armadas para contar con el suficiente poder disuasivo en defensa de la Nación es escaso y consideró de tomarse una decisión política de reconstituir a las FF.AA. de la capacitación militar y del poder operativo similar al que contó hacia fines de 1.999 “va a demandar no menos de cuatro o quizá cinco mandatos presidenciales”.

Por último, cerrando la entrevista Balza aludió a su procesamiento y posterior sobreseimiento, por el caso de contrabando de armas argentinas a Ecuador y a Croacia, y señaló que en aquel entonces Fabricaciones Militares operaba bajo la órbita del ministerio de Economía, que conducía Domingo Cavallo, quien liberó la aduana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here