Afirman que “la virtualidad le hizo un daño muy grande a la educación”

0
83

Manuel Pereira, secretario general del gremio Voz Docente, sostuvo que “la virtualidad hizo un daño muy grande a la educación”, rechazó la designación del Luis Basterra como ministro del área y consideró “un chiste de mal gusto y electoralista” el aumento dispuesto por el gobernador Gildo Insfrán.

En diálogo con el programa “La Mira Central-Segunda Edición”, Pereira dijo que “la virtualidad ya cumplió su ciclo, es lamentable lo que las estadísticas, a nivel mundial y nacional, demuestran el daño que hizo a pesar de que los docentes todos los días dieron clases pero el daño que se les hizo a los educandos es muy grande y eso va a costar recuperar y mucho tiempo nos va a llevar”.

Por ello reclamó que “el gobierno arbitre las medidas necesarias para garantizar la presencialidad, brindando las medidas sanitarias para seguridad de los docentes y de las familias con los elementos sanitizantes”.

Ratificó las críticas a la designación de Luis Basterra como ministro de Educación “porque no es idóneo para el área que va a desempeñar y seguramente vendrá a aplicar el modelo formoseño que a muchos no nos representa y que mucho daño hizo a la provincia”.

El gremialista rechazó al aumento dispuesto por el gobernador Gildo Insfrán “ya que es un chiste de mal gusto y electoralista, y debemos tener que cuenta que en setiembre la canasta básica era de 68.500 pesos y nosotros presentamos un petitorio en Casa de Gobierno para que ningún docente ganara menos que esa suma para no ser pobre y el diez por ciento que otorga el gobernador generó un rechazo total, teniendo en cuenta que un docente hoy en la provincia no llega a cuarenta mil pesos”.

Admitió que los docentes de Capital y de Clorinda ya están vacunados con las dos dosis contra el Covid, “y por ahí se demoró un poco más en algunas localidades del interior”, pero aconsejó a los colegas que se vacunen, “teniendo en cuenta que era uno de los reclamos del año pasado para volver a la presencialidad, por lo que vemos como altamente positivos que estén vacunados”.

Sostuvo que ante “la mejora del ´semáforo sanitario´ habíamos pedido que la presencialidad porque se estaba discriminando ya que en la zona rural donde la matrícula era muy escasa la presencialidad era plena mientras que acá en Capital, hasta el viernes pasado, los chicos solo tenían cuatro horas de clases por semana”.

Consideró que “ahora hay que ver cómo se van a organizar los objetivos para dar cumplimiento con todos los contenidos a desarrollar”.

Con respecto a la situación generada por la negativa de algunos docentes de aplicarse la vacuna, Pereira afirmó que “tienen que pensar en los alumnos, en los padres y tratar de dar cumplimiento, dar garantías a todos los actores de la educación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here