Familiares y vecinos marcharán este miércoles pidiendo justicia por Magalí, la adolescente asesinada en Villafañe

0
23

La concentración será a las 8 de la mañana en la Plaza de Laishí y desde allí irán hasta Villafañe. Una vez en esa comunidad, se concentrarán en la plaza del pueblo y marcharán a pie hasta la casa del imputado.
“Queremos que los culpables paguen por el asesinato de mi sobrina”, remarcó la tía, que apuntó también a la pareja del femicida.LAISHÍ – Está prevista una marcha que exprese el clamor de justicia por Candela Magalí Galarza, la adolescente de 15 años que fue asesinada en la madrugada del sábado en la localidad de Mayor Villafañe. La
concentración será este miércoles en la Plaza de San Francisco del Laishí,
pueblo del que era oriunda la víctima. Desde allí irán hasta Villafañe donde
marcharán desde la plaza principal hasta la casa del femicida.
En diálogo con La Mañana, Raquel Ferreyra, tía abuela de Magalí, detalló
que “el miércoles nos juntaremos a las 8 de la mañana en la Plaza de Laishí
para ir todos juntos a Villafañe y pedir justicia, para que los culpables paguen
lo que le hicieron”.
Durante la entrevista marcó que lo que necesitan es que “se difunda esta
desgracia que nos tocó vivir para que los que la mataron, paguen. Invitamos a
todos los que tengan vehículo a que nos acompañen. A las 8 estaremos en la
Plaza de Laishí y de ahí iremos a Villafañe. Creemos que para las 9
estaremos, nos concentramos y marcharemos pidiendo justicia por Magalí”.
Sobre el femicidio de su sobrina nieta, Ferreyra comentó: “Ella viajó a
Villafañe con su tía para pasar el fin de semana. A la tía la llamaron para
hacer un recargo porque es agente policial. Magalí se quedó en la casa.
Cuando volvió a ver como estaba, ya la encontró inconsciente. Llamó a la
Policía y ahí es donde nos enteramos y viajamos a Villafañe”.
“Cuando estábamos ahí y los policías actuando, la mujer del asesino de
Magalí estaba junto a nosotros. Se burló de nosotros. Ella tomaba mate,
hablaba de cualquier cosa, no tenía ninguna actitud de dolor y en todo
momento quería saber qué hacían, quería ser testigo. Eso es lo que vi”,
describió con profundo dolor.
Si bien en un primer momento, tras lo ocurrido, la Policía detuvo tanto a un
hombre de 49 años como a su pareja, de 47, ella recuperó la libertad. “El
caso ahora tiene un detenido, a la mujer la liberaron. ¿Por qué no la retuvieron para juntar todos los testigos? Es lo que no entiendo. Es la
indignación que tenemos. Mataron a una inocente. Magali tenía 15 años, su
mundo era ir a la cancha y jugar fútbol”, señaló la dolida mujer apuntando a la
pareja del imputado.
En otro tramo de la entrevista, Ferreyra reconoció la labor y el apoyo que la
Policía de la Provincia brinda a la familia de la víctima. “No puedo quejarme
porque la Policía desde el primer momento estuvo actuando, nos brindan
contención y están tratando de hacer todo lo que pueden. Desgraciadamente,
nos tocó vivir y conocer esto”, dijo.
“Hoy nuestro reclamo es que esa mujer también pague. Ella es tan asesina
como él. La tienen que encontrar”, cerró.
Por su parte, Micaela Blanco, otra tía de la víctima, aportó que “una vez que
estemos en Villafañe, la concentración será en la plaza y desde allí iremos
caminando y aplaudiendo, pidiendo justicia, que paguen los culpables del
asesinato de mi sobrina y marcharemos hasta la casa de los asesinos de
Magalí”.
El caso
El violento femicidio ocurrió alrededor de las 2 de la madrugada del sábado
en una vivienda ubicada en el barrio Luján de la localidad de Villafañe,
donde una mujer halló muerta a su sobrina de 15 años en una habitación de
la casa. Por el hecho la Policía demoró primero a un hombre de 49 años y a
su pareja de 47, vecinos de la casa donde hallaron a la adolescente.
Posteriormente, la mujer fue liberada tras declarar ante el juez.
En el lugar, los policías constataron el cuerpo sin vida de la adolescente en la
cama, con signos de abuso sexual. Todo fue informado al juez de turno, Dr.
Javier Guillen.
En la primera inspección realizada en la casa los peritos hallaron diferentes
tipos de huellas: de pie calzado, pie descalzo y arrastre, no constatando
signos de violencia en el sitio.
Ya en horas de la mañana de ese sábado la Policía realizó dos allanamientos:
uno a la vivienda de la pareja del hombre, contigua a la casa donde mataron a
Magalí, y otro en la casa de la madre del imputado. En ese marco,
secuestraron elementos vinculados a la investigación en la casa donde residía
el hombre, quien además, tras examen médico realizado, presentaba heridas
leves recientes en el brazo y en la mano. El sujeto permanece detenido en la
Unidad Penitenciaria Provincial Nº 1 de la ciudad de Formosa.

Déjanos tu comentario