El plan económico de Javier Milei y la opinión de Cristina Kirchner – Por Raúl Ayala

0
4

En medio de un contexto económico complejo, surge el interrogante sobre si el plan del presidente Javier Milei siempre estuvo orientado a la dolarización de la economía este año o si es una medida autoimpulsada.

Destacando las opiniones vertidas por la ex presidenta y ex vicepresidenta Cristina Kirchner, se plantea una reflexión sobre las posibles motivaciones detrás de esta estrategia.

En enero de 2024, la emisión monetaria durante el primer mes de la gestión de Javier Milei ascendió a 6 billones de pesos. Esta cifra refleja la continuidad de políticas monetarias expansivas, necesarias para afrontar compromisos del Tesoro en pesos, pero con repercusiones en los precios, contribuyendo a la inflación.

Además, la Base Monetaria en Argentina alcanzó los 10.326.000 millones de pesos en el mismo período, indicando que la emisión monetaria no se ha detenido por completo.

El déficit cuasifiscal resultante de esta situación eleva la preocupación sobre la sostenibilidad de las políticas económicas implementadas.

Esta brecha entre los pasivos y activos del Banco Central evidencia la necesidad de un análisis profundo de la situación financiera y las operaciones del país en relación con la deuda interna y la inflación.

Pero a través de la devaluación del 118 por ciento y la inflación impulsada por la subas de precios relativos, Milei parece estar creando un escenario propicio para la dolarización, buscando licuar los pesos con la menor cantidad de dólares posible.

Esta estrategia plantea un desafío significativo, ya que la dolarización debe ser considerada como último recurso ante una situación económica insostenible.

De allí se entiende que el ministro de Economía, Luis Caputo, dijera que en enero se alcanzó no solo equilibrio sino superávit fiscal primario y financiero. Logro que muchos economistas opinan no será sostenible en el tiempo por la misma acción de la licuación con inflación.

Las opiniones expresadas por Cristina Kirchner, transmitidas a través del periodista y empresario Roberto Navarro, sugieren que la ex vicepresidenta considera a Milei como el político que mejor está manejando la situación política actual, destacando su coraje y determinación en sus acciones.

Sin embargo, es crucial destacar que la dolarización conlleva riesgos significativos, como se evidenció durante la dolarización menemista, que resultó en consecuencias sociales y productivas nefastas.

Por lo tanto, es fundamental cuestionar si la gestión de Milei realmente optará por la dolarización como única salida viable o si estas visiones son simplemente expresiones de deseo, para preparar su «operativo retorno».

En última instancia, la decisión de dolarizar la economía debe basarse en un análisis exhaustivo de la situación económica del país y sus posibles repercusiones, considerando tanto los aspectos positivos como los riesgos involucrados.

La experiencia pasada sirve como recordatorio de los peligros inherentes a esta medida, instando a la prudencia y cautela en la toma de decisiones económicas de tal envergadura.

Déjanos tu comentario