EEUU envía uno de sus portaaviones nucleares a Argentina para realizar maniobras militares

0
4

Se trata del USS George Washington, que mide más de trescientos metros, tanto de ancho como de largo, y transporta 5400 marines. Oficialmente, es para realizar maniobras militares conjuntas.

 

El imponente portaaviones estadounidense, el USS George Washington, llegará este lunes a la Argentina. Este buque, con una dotación de 5400 marinos, tiene como objetivo participar del ejercicio de adiestramiento “Gringo-Gaucho II”. Este ejercicio se llevará a cabo a la altura de Mar del Plata, y contará con la participación de barcos, helicópteros y aviones de la Armada Argentina.

 

Debido a su importante tamaño (332 x 317 metros), el USS George Washington, que es uno de los once portaaviones nucleares de Estados Unidos, no podrá amarrar en ningún puerto argentino. Por lo tanto, permanecerá en aguas jurisdiccionales argentinas, escoltado por el USS Porter y el buque logístico USNS John Lenthall.

 

El ejercicio “Gringo-Gaucho II” se realizará el jueves 30 y el viernes 31. Este tiene como objetivo el intercambio entre las armadas de ambos países y se espera la visita del presidente de la Nación, Javier Milei.

 

Por parte de la Armada Argentina, participarán los destructores ARA La Argentina y ARA Sarandí, las corbetas ARA Espora y ARA Rosales, los patrulleros oceánicos Contraalmirante Cordero, Piedrabuena y Storni. Además, se contará con dos helicópteros Sea King H3, un helicóptero Fennec, un avión de exploración o vigilancia marítima B-200 y dos aeronaves Turbo Mentor.

 

En los ejercicios participarán unos 750 marinos argentinos. El último día, se llevará a cabo un acto protocolar en la Base Naval de Mar del Plata. Se espera la asistencia del Ministro de Defensa, Luis Petri y, aunque aún no se ha confirmado, la titular de la cartera de Seguridad, Patricia Bullrich.

 

Tanto el Presidente como los ministros fueron invitados a abordar uno de los buques que forma parte de la Séptima Flota de los Estados Unidos, que opera en el Pacífico. Según fuentes navales, los ejercicios servirán para “mejorar la interoperabilidad con otra marina que tiene estándares de la OTAN, para practicar procedimientos y articular defensas antisuperficie, antiaéreas y antisubmarina, entre otras, dentro de una posible conformación de una Fuerza de Tareas Marítima”.

 

Déjanos tu comentario