Cadena nacional: Milei, convencido de que lidera «una hazaña mundial de proporciones históricas»

0
11

En cadena nacional, el Presidente defendió su gestión y anunció un supuesto superávit fiscal del 0,2% para el primer trimestre, que le sirve para cumplir con el FMI. Negó haber ajustado a los jubilados y dijo que terminó la «era del supuesto Estado presente». Además definió a sus funcionarios como «patriotas» y habló de «tierra prometida».

 

A cuatro meses de haber asumido el gobierno y en con números de la inflación en baja pero altísimos y mientras lleva adelante el desguace del Estado más grande que nadie haya emprendido, el presidente Javier Milei volvió a echar mano de la cadena nacional para pintar una postal idílica de su gestión.

En lo que fue su quinta cadena nacional en los poco más de cuatro meses de gestión que acumula, el presidente Javier Milei defendió los resultados de su administración, anunció un supuesto superávit fiscal del 0,2% para el primer trimestre con el elemento destacado de que le sirve para cumplir con el FMI, negó haber ajustado a los jubilados y dijo que se terminó la «era del supuesto Estado presente».

“Quiero decirles a todos los argentinos que la situación es dura, pero que ya hemos recorrido mas de la mitad del camino, este es el ultimo tramo de un esfuerzo heroico, y por primera vez va a valer la pena”, dijo Milei al inicio de su mensaje.

El mensaje, en su totalidad, duró 15 minutos, fue leído por el mandatario y grabado a partir de las 17 horas de este lunes, en Casa Rosada.

En esa línea, anunció los resultados fiscales, como había hecho trascender el viernes pasado: “Estamos acá para anunciar algo que parecía imposible hace unos meses. En contra de los pronósticos de la mayoría de los dirigente políticos, los economistas profesionales, televisivos y petardistas tribuneros, quiero anunciar que el sector público nacional registró un superávit financiero de más de 275 mil millones de pesos. Es el 0,2% del PBI. Es el primero desde el año 2008. No es ni más ni menos que el único punto de partida para terminar con el infierno inflacionario. Es lisa llanamente una hazaña de nivel mundial”.

“Encontramos un país quebrado y al borde de la hiperinflación, déficit financiero y una brecha cambiaria de casi 200%, deuda no reconocida con importadores. El acuerdo con el FMI estaba caído. Asumimos el gobierno con la inflación de 1% por día y un 7000% anual”, continuó.

En ese punto, Milei se excusó para sostener el ajuste, que minutos después matizó, en que su gobierno no tenía «tiempo para un experimento gradualista» y aseguró que avanzó en «un programa de estabilización de shock».

«Así lo alcanzamos en un mes de gobierno. Pese a la oposición del establishment económico y político, y quieren y pregonan por nuestro fracaso, nuestro plan está funcionando. Responde, a diferencia de lo que suelen a firmar los que quieren el fracaso del gobierno, a la motosierra y no a la licuación”, dijo el Presidente, a contramano de trabajos del sector privado poco asociables al kirchnerismo.

Rodeado por el ministro de Economía Luis Caputo, el presidente del Banco Central Santiago Bausili y su vice Vladimir Werning, además del secretario de Finanzas Pablo Quirno, Milei destacó «la reducción del 76% de las transferencias a las provincias, un sistema tóxico, una reducción del 87% en la obra pública, vinculada al festival de corrupción», y dijo que esos recursos «serán transferidos al sector privado».

«Además hemos reducido el tamaño del Estado, cerrando organismos que se usaban para perseguir a quien piensa distinto. Eliminamos la pauta a los medios. No solo fue posible terminar con el déficit fiscal, sino que se hizo de una manera sustentable”, agregó.

En esa línea y a contramano, nuevamente, de los datos públicos, Milei dijo que la inflación se está «desplomando» y aseguró que no recortó el bolsillo de, por ejemplo, los jubilados.

«A diferencia de lo que muchos afirman, no solo ha sido posible terminar con el déficit fiscal, sino que lo hemos hecho de una manera económicamente sustentable y moralmente deseable ya que por primera vez en Argentina no pagan justos por pecadores», afirmó.

“Sabemos que todavía queda mucho camino por andar, pero no hay ningún secreto: si el estado gasta más de lo que recauda y financia este faltante con emisión monetaria, entonces habrá inflación. Esto es ley de la historia», sostuvo, y contrapuso esa idea con que «los políticos quieren gastar mucho porque son los principales beneficiarios de ese gasto».

En ese sentido, completó: «Para nosotros la inflación es un robo y el déficit fiscal es la causa de la inflación, por lo tanto el déficit cero no es solo una consigna de marketing para este gobierno, sino un mandamiento”.

“No esperen la salida de la mano del gasto público, la era del supuesto Estado presente ha terminado. Ha sido un fracaso estrepitoso que ha sumergido al 60% de la población a la pobreza”, lanzó contra la oposición.

En ese punto, Milei destacó el trabajo de dos ex funcionarios del macrismo y la deuda con el FMI, como «Toto» Caputo y Bausili, quienes «caminaron hacia el fuego»: “Teniendo todo en contra decidieron poner el pecho para intentar sacar el país adelante motivados únicamente por el patriotismo de saber que las decisiones las toman los que dicen presente”.

«Quienes formamos parte de este gobierno vamos a dejar la vida para sacar a este país del infierno que hemos recibido», dijo sobre el final, antes de agradecer y pedir que «las fuerzas del cielo» acompañen a los argentinos.

 

Déjanos tu comentario