De quedar libre en Boca a ser titular en la Selección y pretendido por Inter y Manchester United: la historia de Nahuel Molina

0
17
Nahuel Molina, de colgado en Boca a titular en la Selección Argentina (REUTERS/Ricardo Moraes)
Nahuel Molina, de colgado en Boca a titular en la Selección Argentina (REUTERS/Ricardo Moraes) (RICARDO MORAES/)

Un directivo de Boca llama por teléfono a Hugo Molina y le pide que viaje urgente a Buenos Aires para tramitar un pasaporte exprés de su hijo, que tiene la valija armada para viajar a Colombia, donde el equipo dirigido por Rodolfo Arruabarrena visitará por la primera fecha de la fase de grupos de la Libertadores 2016 a Deportivo Cali. Nahuel, de 17 años, no cumplía con los requisitos para volar y necesitaba el permiso de sus padres para volar con el plantel.

El joven lateral derecho al que el club le hizo 4 años de contrato suple en el once a Leonardo Jara y Gino Peruzzi en buena forma, tal como había sucedido en su estreno absoluto contra San Martín de San Juan (victoria 1-0 en Cuyo) y su segundo cotejo ante Newell’s en la Bombonera (triunfo 4-1). En ese partido su papá, fanático del fútbol, director técnico recibido e hincha de Talleres de Córdoba, conoció la cancha de Boca y se emocionó con la participación de su hijo.

La recuperación de los marcadores de punta derechos más experimentados y la abrupta salida del Vasco Arruabarrena, quien le había dado su confianza para promoverlo al plantel profesional, postergaron su continuidad. Guillermo Barros Schelotto le dio escasos minutos en el primer semestre de 2016 y nulos en el segundo más todo el año siguiente, en el que participó con la Selección Sub 20 del Sudamericano disputado en Ecuador. A principios de 2018 se fue a préstamo a Defensa y Justicia por un año, donde empezó a tener continuidad (incluso disputó Copa Sudamericana) de la mano de Juan Pablo Vojvoda y Sebastián Beccacece.

Nahuel Molina Boca
Molina contra Tigre, en uno de los pocos partidos que disputó con la camiseta de Boca (@fotobairesarg) (Agustin Marcarian/)

En Florencio Varela no dispusieron de opción de compra y retornó a la Ribera, aunque por poco tiempo. Su nivel despuntó decididamente durante su cesión en Rosario Central. Gustavo Alfaro le dio vía libre para pasar a préstamo al Canalla de Edgardo Bauza ya que priorizó a Julio Buffarini y Marcelo Weigandt, otro juvenil que pedía pista. El Patón duraría poco en Arroyito, al igual que Paulo Ferrari, pero Diego Cocca supo llevarlo y darle la titularidad a lo largo de todo el año 2019.

Tal fue el grado de confianza que le dio el DT que Molina fue incluido como titular en las últimas 19 presentaciones oficiales de Central en el año (sumando los cotejos de Copa Libertadores y la final de Supercopa Argentina perdida con Boca en Mendoza). Los Canallas no hicieron uso de las opciones de su préstamo (750 mil dólares por el 50% de su pase y 1.200.000 dólares por el 90%) y frente al cambio de autoridades y cuerpo técnico en Boca, todo hizo parecer que por fin Molina iba a vestir la camiseta azul y oro.

Nahuel Molina en uno de los pocos entrenamientos que tuvo en Boca a principios de 2020
Nahuel Molina en uno de los pocos entrenamientos que tuvo en Boca a principios de 2020

A la hora de conformar el plantel, Miguel Ángel Russo le exigió a Riquelme la permanencia de Molina y el retorno de Leonardo Jara, que serían las alternativas del lateral derecho junto a Julio Buffarini (Weigandt, en este caso, fue cedido a Gimnasia La Plata). Pero surgió un inconveniente: la renovación del contrato de Molina, que expiraba a los 6 meses. Existieron charlas entre el padre de Molina y su representante (Leo Rodríguez) con los miembros del Consejo de Fútbol Jorge Bermúdez, Raúl Cascini y el Chelo Delgado. De movida nomás no hubieron buenas vibras.

¿Qué plantearon las partes en la mesa de debate? El CDF responsabilizó a la gestión anterior por no haber extendido (y mejorado) su contrato antes de que se marchara a préstamo a Central; desde el entorno del futbolista pretendían una mejora ostensible del salario que tuviera un carácter retroactivo por haber percibido la misma cifra en los cuatro años de vínculo. En paralelo, Russo le endulzó el oído y le dejó entrever que tenía grandes chances de arrancar como 4 titular. “Me sorprende porque son caminos que toman solos y sabrán por qué, pero hemos hecho todo de mi parte y, sin entrar en números, de hablar con él en los momentos que entendía necesario. Cada uno toma las decisiones que toma. Él sabrá por qué y la gente que lo representa también. Más allá de que sean o no los caminos, hay formas y formas, maneras y maneras”, fue la apreciación del DT en ese momento.

Nahuel-Molina-con-su-padre
Hugo, padre de Nahuel, participó de las negociaciones frustradas por la renovación de su hijo en Boca (@nahuelmolina35)

En una entrevista radial que brindó hace algunos días, el padre de Molina denunció malos tratos por parte de Cascini, aseguró que Nahuel tenía intenciones de continuar en el club y mencionó que ante la última propuesta económica que realizó la directiva xeneize le advirtieron: “Es esto o nada, vas a entrenar con la Reserva”. Del otro lado de la vereda, Bermúdez tomó la palabra y afirmó que luego de tres reuniones para resolver su renovación no hubo forma de convencerlo. Nunca estuvieron cerca del acuerdo económico y así el futbolista se entrenó apartado del plantel profesional durante el primer trimestre de 2020.

En marzo del año pasado existió un entredicho protagonizado por el jugador y el presidente Jorge Amor Ameal por la intervención quirúrgica de ligamentos de rodilla a la que se sometió. El mandatario declaró: “No estaba autorizado para operarse, consulté al cuerpo médico del club y me respondieron que no era necesario. Le mandé una nota para que me aclare dónde fue y por qué. A Boca no le falta el respeto nadie”. Molina, tras la versión de la institución, publicó un comunicado en el que hizo saber que tanto Bermúdez como el Doctor Jorge Batista (a instancias de su médico personal Fernando Macías) estaban al tanto de su operación.

El cordobés se adaptó rápido a la Serie A y pasó a ser pieza fija en el esquema del DT italiano Luca Gotti (EFE/EPA/MARIO TADDEO)
El cordobés se adaptó rápido a la Serie A y pasó a ser pieza fija en el esquema del DT italiano Luca Gotti (EFE/EPA/MARIO TADDEO) (MARIO TADDEO/)

La pandemia del coronavirus archivó un tema que había quedado definido para ambas partes. Molina abandonaría el club después del 30 de junio de 2020 y Boca sabía que no contaría más con él. En elmedio surgieron rumores de su posible paso a River, versión que finalmente no tuvo asidero. Y mientras se gestó su rehabilitación de rodilla luego de la artroscopia simple donde se constató una rotura parcial de ligamento cruzado posterior, también aparecieron intereses desde el exterior. Sonó en varios países europeos, pero se inclinó por Udinese de Italia. Como premio consuelo, Boca recibió unos 600 mil euros en concepto de derechos de formación.

Completamente repuesto en lo físico, el entrenador italiano Luca Gotti le vio pasta por su dinámica y despliegue físico para ubicarlo como carrilero derecho en un esquema con tres en el fondo. Y lentamente el cordobés empezó a tener cada vez más roce y consideración. Ya a principios de 2021 se ganó la titularidad y fue inicial en los últimos 15 duelos de la temporada convirtiendo 2 goles (ante Benevento y Juventus). Su nivel cautivó al cuerpo técnico de la selección argentina y fue Walter Samuel, colaborador de Lionel Scaloni, el que se comunicó con Molina para advertirlo de su inminente convocatoria.

Molina pasó a ser titular en la Argentina de Scaloni (REUTERS/Henry Romero)
Molina pasó a ser titular en la Argentina de Scaloni (REUTERS/Henry Romero) (HENRY ROMERO/)

Iba a ser llamado con la Albiceleste por primera vez para la quinta y sexta jornada de la Eliminatoria Sudamericana camino al Mundial de Qatar 2022 en marzo pasado, pero la postergación de la doble fecha recién trasladó su debut oficial para junio, por la séptima ante Chile (ingresó 10′ en reemplazo de Juan Foyth en el empate 1-1 en Santiago del Estero). En Colombia por las clasificatorias no tuvo minutos y volvió a estar en el cierre del match con el que la Selección se estrenó en Copa América (apenas 6′ por Gonzalo Montiel en el 1-1 contra Chile en el estadio Olímpico Nilton Santos de Río de Janeiro).

Scaloni le dio la oportunidad de arranque contra Uruguay y no desentonó para nada: Argentina ganó 1-0 de forma convincente y Molina se mantuvo en el once en un nuevo triunfo frente a Paraguay. Con el equipo clasificado a los cuartos de final de la Copa América, el entrenador planificó recambio en el último compromiso de la fase de grupos ante Bolivia y lo preservó para jugar esta noche ante Ecuador. A la vez que se concentra en defender en cancha a la insignia nacional, en Europa lo siguen dos poderosos clubes que podrían ficharlo en este mercado de pases: Inter de Milán y Manchester United.

SEGUIR LEYENDO:

Ankara: cómo nació y qué significa el nuevo apodo de Lionel Messi

Quiénes son los “5 intocables” de Riquelme en el plantel de Boca

El Chino Tapia rompió el mito de la promesa de Tilcara tras el Mundial de México 86